Elaborado por Materia para OpenMind Recomendado por Materia
5
Inicio Especies invasoras que amenazan la diversidad y la economía
31 mayo 2023

Especies invasoras que amenazan la diversidad y la economía

Tiempo estimado de lectura Tiempo 5 de lectura

El Homo sapiens es la especie invasora por excelencia, en cierto sentido. Dejamos nuestro hogar en √Āfrica hace unos 70.000 a√Īos y colonizamos con √©xito todos los continentes habitables y muchas cadenas de islas, sustituyendo a los humanos arcaicos que encontramos y dejando cambios ecol√≥gicos masivos a nuestro paso. Y a lo largo de la historia, hemos tra√≠do plantas y animales con nosotros en nuestras migraciones, a menudo deliberadamente, pero a veces sin querer. Cuando estas especies al√≥ctonas se establecen y da√Īan la biodiversidad aut√≥ctona o afectan a la agricultura o al bienestar humano, las llamamos especies invasoras (o ex√≥ticas). Hoy en d√≠a, hay m√°s de 17.000 especies invasoras establecidas, y el creciente coste econ√≥mico de estas invasiones biol√≥gicas para la sociedad durante el √ļltimo medio siglo se estima en 1,3 billones de d√≥lares, lo que los investigadores admiten que es una gran subestimaci√≥n.

Las especies han estado migrando entre continentes e islas desde mucho antes de que los humanos llegaran a la escena. Hace m√°s de 30 millones de a√Īos, los primates consiguieron cruzar el Atl√°ntico de √Āfrica a Sudam√©rica al menos dos veces sobre esteras flotantes de vegetaci√≥n y tierra (gracias a la deriva continental, la distancia habr√≠a sido mucho menor de lo que es hoy). La dispersi√≥n oce√°nica tambi√©n explica c√≥mo llegaron las iguanas a las islas Gal√°pagos, c√≥mo alcanzaron los primeros roedores a Australia y c√≥mo llegaron los l√©mures a Madagascar, entre otros muchos ejemplos.

Ratas y gatos colonizan el planeta

A medida que los humanos desarrollaron embarcaciones oce√°nicas, se convirtieron en facilitadores involuntarios para que las especies alcanzaran nuevos h√°bitats que a menudo carec√≠an de depredadores o competidores. Hace dos mil a√Īos, las ratas polizones de los barcos polinesios infestaron las islas del Pac√≠fico, y durante la Era de los Descubrimientos, los roedores se extendieron por el resto del globo. Entre las m√°s da√Īinas, hab√≠a tres especies de ratas que los humanos introdujeron en m√°s del 80% de los archipi√©lagos del planeta mientras exploraban los oc√©anos del mundo. Se calcula que estos roedores han sido responsables de entre el 40% y el 60% de las extinciones registradas de aves y reptiles isle√Īos.

Los gatos han sido responsables de al menos el 14% de las extinciones mundiales de aves, mamíferos y reptiles. Crédito: Fabio Teixeira/Anadolu Agency via Getty Images

Otra gran especie invasora que hemos contribuido a extender por el mundo es el gato dom√©stico, descendiente del gato mont√©s africano. Acompa√Īantes de los marineros en sus viajes desde la antig√ľedad para controlar a los roedores en las embarcaciones, los felinos tuvieron v√≠a libre para llegar a los confines del planeta, incluidas muchas islas donde han sido responsables de al menos el 14% de las extinciones mundiales de aves, mam√≠feros y reptiles. En la actualidad, los cientos de millones de gatos del mundo, tanto dom√©sticos como asilvestrados, matan miles de millones de estos animales y amenazan de extinci√≥n a muchas especies, incluidas 124 en Australia.

Peque√Īos insectos con un impacto descomunal

Aunque “Tom y Jerry” pueden estar entre las especies invasoras m√°s da√Īinas en t√©rminos de p√©rdida de biodiversidad, un animal mucho m√°s peque√Īo ‚ÄĒel mosquito‚ÄĒ ocupa el primer lugar en lo que se refiere a costes econ√≥micos y para la salud humana. Se culpa al comercio internacional de neum√°ticos usados y bamb√ļ ornamental, cuyo interior hueco es un entorno atractivo para que los mosquitos pongan sus huevos, de su expansi√≥n por todo el mundo. En los √ļltimos a√Īos, tra√≠dos por viajeros infectados, Europa ha sido colonizada por los mosquitos tigre asi√°tico, arbusto asi√°tico y fiebre amarilla, que pueden propagar pat√≥genos v√≠ricos ex√≥ticos como el dengue, la chikungu√Īa y el Zika. El coste econ√≥mico mundial de los mosquitos invasores en el √ļltimo medio siglo se ha estimado en unos 150.000 millones de d√≥lares.

BBVA-OpenMind-Larsen-Especies invasoras que amenazan biodiversidad y economia_2 El coste econ√≥mico mundial de los mosquitos invasores en el √ļltimo medio siglo se ha estimado en unos 150.000 millones de d√≥lares. Cr√©dito: Peter Zelei Images/Getty Images
El coste econ√≥mico mundial de los mosquitos invasores en el √ļltimo medio siglo se ha estimado en unos 150.000 millones de d√≥lares. Cr√©dito: Peter Zelei Images/Getty Images

Adem√°s de los mosquitos, otros insectos invasores tambi√©n est√°n teniendo un impacto mundial desmesurado. La termita de Formosa (Coptotermes formasanus), originaria del sur de China, es una de las especies m√°s destructivas y agresivas del mundo. Se cree que fue introducida en EE.UU. por barcos militares que transportaban suministros desde el Pac√≠fico tras la Segunda Guerra Mundial. Su voraz apetito por todo tipo de madera causa da√Īos por valor de decenas de miles de millones de d√≥lares al a√Īo. Las hormigas invasoras tambi√©n est√°n aumentando en todo el mundo, transportadas inadvertidamente por cargamentos y mercanc√≠as, donde desplazan a las hormigas aut√≥ctonas, alteran los ecosistemas, da√Īan la biodiversidad y reducen los rendimientos agr√≠colas. Un estudio de 2022 cifr√≥ en 52.000 millones de d√≥lares el coste econ√≥mico de las hormigas ex√≥ticas invasoras entre 1930 y 2021, mientras que el Centro Nacional de Investigaci√≥n Cient√≠fica franc√©s (CNRS) calcula que los insectos invasores en general causan al menos 69.000 millones de euros de da√Īos en todo el mundo cada a√Īo.

Mascotas invasoras y propietarios irresponsables

Algunas especies invasoras se vendieron primero como mascotas ex√≥ticas y luego fueron liberadas por sus due√Īos. Es el caso, por ejemplo, de las cotorras argentinas, que en Espa√Īa suman 200.000 ejemplares, lo que ha obligado a ciudades como Madrid a sacrificarlas para reducir su n√ļmero. En Jap√≥n, algunas zonas del pa√≠s est√°n infestadas de mapaches, despu√©s de que una popular serie de dibujos animados estrenada en la d√©cada de 1970 provocara su importaci√≥n masiva desde Norteam√©rica. En Colombia, los famosos hipop√≥tamos de Pablo Escobar, que originalmente eran s√≥lo cuatro, superan ahora los 150 y han sido declarados especie invasora t√≥xica por el gobierno.¬†

En el Parque Nacional de los Everglades de Florida, la población de pitones birmanas invasoras se ha disparado, ya que los propietarios de mascotas suelen liberarlas cuando crecen demasiado. De hecho, el acusado declive de las poblaciones de mamíferos está relacionado con el voraz apetito de este gigantesco depredador invasor, que probablemente nunca se erradicará.

Las cotorras argentinas suman en Espa√Īa 200.000 ejemplares, lo que ha obligado a ciudades como Madrid a sacrificarlas para reducir su n√ļmero. Cr√©dito: Kislez /Getty Images

Otro notorio desastre ecol√≥gico con serpientes ocurri√≥ poco despu√©s de la Segunda Guerra Mundial en la isla de Guam, donde se introdujo accidentalmente la serpiente arb√≥rea marr√≥n (Boiga irregularis), probablemente como poliz√≥n en el cargamento de un barco. La serpiente arras√≥ con las extensas poblaciones de aves y lagartos de la isla, llevando hasta diez especies de aves aut√≥ctonas a la extinci√≥n, provocando la explosi√≥n de la poblaci√≥n de ara√Īas y traumatizando a la poblaci√≥n humana. Incluso hoy se dice que los bosques de Guam son inquietantemente silenciosos debido a la ausencia del canto de los p√°jaros. En la actualidad, se gastan millones de d√≥lares al a√Īo para evitar que la serpiente se extienda a Haw√°i.

Vida marina invasora

La situaci√≥n no es mejor en nuestros r√≠os, lagos y oc√©anos. Se han encontrado salmones del Pac√≠fico y cangrejos de r√≠o norteamericanos en r√≠os de Escocia; el destructivo pez le√≥n de la regi√≥n indopac√≠fica ha invadido partes del Caribe y el Atl√°ntico occidental; y en el sur de Espa√Īa, el estrecho de Gibraltar est√° experimentando un “caso sin precedentes de bioinvasi√≥n por macroalgas marinas“, donde una especie de alga no aut√≥ctona se ha afianzado y se est√° extendiendo r√°pidamente por el lecho marino, afectando a la biodiversidad, la pesca y el turismo.

En el estrecho de Gibraltar una especie de alga no autóctona se está extendiendo rápidamente por el lecho marino, afectando a la biodiversidad, la pesca y el turismo. Crédito: Ken Welsh/Collection Mix/ Getty Images

El problema de las especies invasoras sigue siendo poco conocido. Su impacto social se deriva fundamentalmente de los da√Īos que causan a la econom√≠a, como los costes sanitarios de las enfermedades que transmiten, la p√©rdida de bosques o de producci√≥n de cultivos por las plagas invasoras. Menos f√°cil de cuantificar es el da√Īo a los servicios de los ecosistemas causado por la p√©rdida de biodiversidad aut√≥ctona. Lo que est√° claro, sin embargo, es que seguir√°n apareciendo nuevas especies invasoras en el futuro. Los datos muestran que una mayor inversi√≥n en medidas de bioseguridad m√°s estrictas, vigilancia proactiva y detecci√≥n precoz ayudar√≠a a minimizar su impacto y ser√≠a m√°s barato que esperar a que las especies se establezcan y se propaguen. Como ocurre con la crisis clim√°tica, m√°s vale prevenir que curar.

Neil Larsen

Comentarios sobre esta publicación

Escribe un comentario aquí…* (Máximo de 500 palabras)
El comentario no puede estar vacío
*Tu comentario ser√° revisado antes de ser publicado
La comprobación captcha debe estar aprobada