Elaborado por Materia para OpenMind Recomendado por Materia
4
Inicio Inteligencia artificial y el sector sanitario: lo que nos depara el futuro
09 abril 2019

Inteligencia artificial y el sector sanitario: lo que nos depara el futuro

Tiempo estimado de lectura Tiempo 4 de lectura

La inteligencia artificial continúa impregnando más y más todos los campos de la sociedad humana. El sector sanitario no es ninguna excepción. De hecho, el impacto de los avances en inteligencia artificial ya están comenzando a dejarse notar en todas las áreas de este lucrativo sector: desde escáneres de detección temprana y modelos de predicción hasta la monitorización de pacientes con diagnósticos poco comunes.

El Presidente Trump acaba de firmar una Orden Ejecutiva que prioriza la regulación y el desarrollo de la inteligencia artificial, un paso a todas luces fundamental para el desarrollo de esta tecnología. Por eso, es un buen momento de echar un vistazo a las ventajas y desventajas que irán materializándose en el futuro a en el sector sanitario a medida que se avanza en la implantación de soluciones de inteligencia artificial.

Control de costes

El coste de la atención sanitaria está disparándose hasta niveles inasumibles para el bolsillo común, a consecuencia del impacto de los crecientes costes de investigación, equipos y medicinas. Sin embargo, uno de los elementos que mayor impacto tienen sobre el coste de los servicios sanitarios es el de los recursos humanos. Sencillamente, la cantidad de horas/hombre que exige la provisión de este tipo de servicios está siendo uno de los detonantes clave de esta profunda crisis. Una de las aplicaciones de la inteligencia artificial que alberga mayor potencial es el de la asistencia en la ejecución de tareas diarias. Una aplicación que redundará positivamente en los niveles de eficiencia, al reducir el tiempo que el personal sanitario tiene que dedicar a tareas administrativas. El potencial de la inteligencia artificial para reducir costes de personal es muy notable, independientemente del sector de que se trate.

Interpretación de resultados

Se trata de un aspecto íntimamente al incremento de la eficiencia del personal, anteriormente comentado. El personal sanitario se ve obligado a dedicar mucho tiempo a interpretar datos generados por escáneres, rayos X, analíticas y un sinfín de instrumentos de diagnóstico.

La inteligencia artificial puede ofrecer una gran ayuda en procesos de diagnóstico, incrementando la eficiencia de los datos. / Image: creative commons

La Inteligencia artificial puede ayudar, no sólo a los miembros del personal sanitario a dedicar menos tiempo al análisis de resultados, sino que también puede ser de gran ayuda en la siguiente etapa, la de la generación de los informes correspondientes”, comenta Aida Feldman, analista de datos de Writinity y Researchpapersuk.

Es más, las tecnologías de procesamiento de voz pueden disparar aún más los niveles de eficiencia humana, ahorrando considerablemente el tiempo y esfuerzos que el personal sanitario debe invertir en la redacción y elaboración de informes.

La inteligencia artificial y la nutrición

Una de las aplicaciones cada vez más populares de la inteligencia artificial en el ámbito de la salud es el de los informes alimenticios y el control de dietas. Se están empezando a utilizar algoritmos para identificar una gran variedad de fenómenos relacionados con la dieta, como picos de glucosa o deficiencias de vitaminas. En un futuro, puede que sea la inteligencia artificial, y no nuestro apetito, quien dicte lo que comemos.

Robótica

El impacto de la inteligencia artificial – y en concreto, el de las herramientas de precisión – ya se está haciendo patente en el quirófano. Se trata de herramientas que ofrecen una gran ayuda a los cirujanos en intervenciones invasivas y no invasivas. Empresas de tecnología como la Mayo Clinic están a la vanguardia en el desarrollo de tecnologías que contribuyen a incrementar los niveles de precisión, control y flexibilidad de los cirujanos humanos. Sin embargo, a pesar de la indudable utilidad de estas aplicaciones, sigue habiendo mucha gente que duda de la capacidad de la inteligencia artificial para reemplazar totalmente la necesidad de la intervención humana en procedimientos quirúrgicos.

Robots como Da Vinci son capaces de realizar operaciones con precisión extrema con la ayuda de un médico humano. Imagen: Wikimedia

Muchos profesionales de la salud con los que he hablado insisten en que la inteligencia artificial va a aumentar la capacidad del profesional cualificado, pero que nunca llegará a sustituirlos. Gran parte del entusiasmo por la tecnología se debe a esta capacidad de la inteligencia artificial de multiplicar la capacidad humana”, asegura Suresh Mukharja, gerente de proyectos en Draftbeyond y Lastminutewriting.

Salud Mental

Si hay un campo especialmente delicado donde la inteligencia artificial puede aportar grandes avances, es en el de la salud mental. Estudios recientes apuntan a que las personas somos mucho más propensas a compartir nuestros pensamientos más íntimos con un avatar que con una persona de carne y hueso. La inteligencia artificial tiene la capacidad para analizar patrones de comportamiento, – desde el habla y la respiración hasta patrones de mecanografiado – para diagnosticar problemas de salud mental. Una vez más, la tecnología aumentará las capacidades humanas, en un campo de la atención médica en el que los recursos ya tremendamente exigidos.

Los inconvenientes de la inteligencia artificial en el ámbito sanitario

Muchos de los inconvenientes derivados del uso de la inteligencia artificial en la atención médica son los mismos que afectan a otros sectores: privacidad, piratería, falta de claridad sobre cómo se aplica realmente un algoritmo, sesgo inherente. Pero también existen dilemas éticos que se plantean en áreas como la de la ingeniería genética. Por supuesto, muchos de los escenarios de pesadilla que se han descrito en obras de ficción no van a darse nunca, pero existen otras derivadas que simplemente no somos capaces de predecir.

La inteligencia artificial ya está revolucionando nuestra relación con la salud, tendiendo un puente hacia un futuro ciertamente ilusionante, pero también, hasta cierto punto, impredecible.

Oliver Portwood

Escritor y blogero, especializado en estilos de vida

Publicaciones relacionadas

Comentarios sobre esta publicación

Escribe un comentario aquí…* (Máximo de 500 palabras)
El comentario no puede estar vacío
*Tu comentario será revisado antes de ser publicado
La comprobación captcha debe estar aprobada