Elaborado por Materia para OpenMind Recomendado por Materia
3
Inicio Evaluar ideas sin miedo y sin un excesivo optimismo
19 febrero 2013

Evaluar ideas sin miedo y sin un excesivo optimismo

Tiempo estimado de lectura Tiempo 3 de lectura

Lo que consideramos nuestras opiniones son en realidad el resultado de años de prestar atención a la información que confirma nuestras creencias e ignorando la información que cuestiona nuestras ideas preconcebidas. Somos, más que otros, resultado de una educación y aprendizaje basado en respuestas sí/no y, por este motivo, tendemos a caer en algunas trampas en la toma de decisiones que implican riesgos y recompensas. Nuestro cerebro nos induce a error sobre lo que guarda. Se siente atraído por objetivos a largo plazo cuando estos producen grandes recompensas.

BBVA-OpenMind-jose Antonio Baldaia-Evaluate ideas without fear and without excessive optimism

El que toma las decisiones en las organizaciones debe ser consciente de la importancia de las trampas psicológicas en especial al evaluar nuevas ideas o las oportunidades de implementarlas. El miedo y el pesimismo son poderosos aliados, pero también sabemos que un excesivo optimismo conduce a la precipitación, algo que a menudo tiene un gran coste.

Aunque vivimos en una época en la que la felicidad es la conquista más deseada, y nadie admira a las personas que tienen miedo, no es fácil mantener la mente abierta a la posibilidad del elemento de riesgo inherente a la adopción de nuevas ideas. Aunque es fácil ridiculizar a cualquiera que avise de los peligros que nos aguardan y considerarlos pesimistas, por otra parte, imaginar un futuro sin obstáculos o adversidades es excesiva y peligrosamente optimista.

Es el equilibrio entre el miedo al cambio y la valentía de asumir riesgos lo que crea el entorno más adecuado para desarrollar buenas ideas. Para lograr este equilibrio, debemos no obstante mirar dentro de nosotros, cuestionar nuestras hipótesis, reformular los problemas, imaginar lo contrario de lo que consideramos aceptable y convencer a otras personas, no solo a nosotros mismos. Durante siglos las personas han desarrollado la capacidad biológica del miedo porque les ha ayudado a sobrevivir, pero al mismo tiempo les hace reacios al cambio y les alerta de los numerosos peligros que pueden afrontar. Aunque esta capacidad de estar alerta es sin duda positiva, a menudo nos impide dar pasos adelante.

En estos tiempos, en los que nos embarcamos en un futuro que esperamos que sea prometedor, muchos de nosotros subestimamos las dificultades que afrontaremos y sobreestimamos nuestra capacidad para responder a dichas dificultades.

 ”Aunque ser optimista se considera generalmente un beneficio para vivir una vida de mayor calidad y quizás más larga, demasiado optimismo puede ser un problema, en especial en temas financieros”.  Doctor Rick Nauert

Es importante que todos los grupos de interés encargados de la innovación dentro de las organizaciones estén alerta ante la posibilidad de que puedan sufrir estas desviaciones. Se deben basar en los riesgos y obstáculos que afrontarán para liderar un proyecto. En la gran mayoría de ocasiones, el exceso de optimismo produce una burbuja especulativa y el exceso de pesimismo hace que se pierdan grandes oportunidades.

¡Debemos recordar que es en el equilibrio entre las distintas fuerzas donde se puede encontrar el camino al éxito! No confundir impulsividad con intuición es una cualidad inherente de los conquistadores y ganadores. La intuición no es nada más que una respuesta como resultado de la experiencia y el “porqué” de nuestras decisiones no es fácil de explicar. La impulsividad es una necesidad imperiosa de obtener respuestas inmediatas y se debe gestionar con pensamiento crítico.

José Baldaia

Consultor en Management e Innovación (Portugal)

Publicaciones relacionadas

Comentarios sobre esta publicación

Escribe un comentario aquí…* (Máximo de 500 palabras)
El comentario no puede estar vacío
*Tu comentario será revisado antes de ser publicado
La comprobación captcha debe estar aprobada