Elaborado por Materia para OpenMind Recomendado por Materia
4
Inicio Los triunfos y fracasos de la tecnología en 2019
11 diciembre 2019

Los triunfos y fracasos de la tecnología en 2019

Tiempo estimado de lectura Tiempo 4 de lectura

Mientras que 2018 fue el año de los asistentes virtuales, los vehículos autónomos y los smartphones, en 2019 hemos comenzado a ver las primeras promesas cumplidas de tecnologías como el 5G o la computación cuántica. Pero frente a estos casos de éxito, también hemos vivido la presentación de móviles plegables que no parecían estar preparados para salir al mercado y la incapacidad de hacer frente a los sesgos y dilemas éticos que presenta el reconocimiento facial.

Repasamos lo mejor y lo peor de la tecnología en el último año.

LO MEJOR

El despegue del 5G

Aunque aún tendremos que esperar para ver una implantación masiva del 5G, este año se ha producido el despegue de esta tecnología.

En febrero de 2019, un equipo de cirujanos y anestesistas realizaron la primera intervención quirúrgica a distancia utilizando el 5G. Un cirujano a kilómetros de distancia dio instrucciones en tiempo real a doctores mientras realizaban una operación. Y es que, tal y como apunta el informe “From Healthcare to Homecare” de Ericsson ConsumerLab, esta tecnología cambiará para siempre el sector de la salud. El estudio subraya que la baja latencia de las redes 5G hará posible un mayor uso de robots médicos, un control en tiempo real de la salud del paciente y aplicaciones de la telemedicina.

Telefónica presentó en 2019 un prototipo de minibús autónomo conectado a la red 5G. Crédito: Telefónica.

También se han comenzado a ver las primeras aplicaciones del 5G en el desarrollo del coche autónomo. Por ejemplo, Telefónica ha comenzado a desplegar la infraestructura en ciudades y autopistas para probar la conducción autónoma. La compañía ha presentado un prototipo de minibús autónomo conectado a la red 5G y ha realizado junto con Seat una demostración de conducción asistida a través de la red móvil 5G en un entorno real en España.

Igualmente, fabricantes como LG, Samsung o Xiaomi ya han lanzado al mercado sus primeros terminales compatibles con el 5G. A la par, diferentes países como España, Japón, China, Reino Unido, Italia o Estados Unidos han comenzado a desplegar esta tecnología que promete cambiar también la forma en la que interactuamos con nuestros smartphones. Aunque se espera que en el futuro se alcancen conexiones hasta 250 veces más veloces, por el momento se ha conseguido que sean 10 veces más rápidas que las 4G actuales. Esta diferencia, que permitirá una mejora notable en los videojuegos online, se nota principalmente a la hora de descargar grandes archivos a una velocidad vertiginosa.

La supremacía cuántica

Google publicó en octubre en la revista científica Nature uno de los mayores avances de la historia en computación cuántica. La compañía de Mountain View afirma haber conseguido en solo 200 segundos una operación para calcular números aleatorios que al superordenador más potente del mundo le llevaría al menos 10.000 años. Este hallazgo sería la primera demostración empírica del concepto de supremacía cuántica, que consiste en realizar una tarea en un ordenador cuántico usando menos recursos que en uno clásico; aunque  IBM lo pone en duda, ya que considera que una computadora clásica podría ejecutar el mismo experimento que propone Google en dos días y medio.

Los expertos coinciden en que van a ser necesarios muchos otros artículos para dar por cerrado el tema de las supremacía cuántica, pero lo relevante es que esta tecnología está avanzando lo suficiente para empezar a ser competitiva con la clásica en determinadas tareas.

Interior de un ordenador cuántico. Crédito: IBM

Además de Google e IBM, otras como Microsoft, Honeywell, Rigetti Computing, IonQ, Intel y NTT participan en la carrera. Por el momento, los ordenadores cuánticos disponibles para los investigadores solo sirven para probar algoritmos en problemas pequeños. Por ejemplo, en la simulación de sistemas cuánticos, como pequeñas moléculas, problemas de optimización y pequeñas tareas de aprendizaje de máquinas. Más adelante, cuando los algoritmos puedan aplicarse a problemas cada vez más grandes, se espera que la computación cuántica tenga un fuerte impacto en industrias como la farmacéutica y petroquímica o en la manufacturación de bienes.

LO PEOR

La amarga llegada de los móviles plegables

Se esperaba que 2019 fuera el año de los teléfonos plegables. En febrero de 2019 Samsung presentó en San Francisco su primer modelo: el Galaxy Fold, que pretendía comenzar a vender el 26 de abril. Pero tras dejar varios dispositivos de prueba a periodistas y youtubers estadounidenses especializados en tecnología, sus intenciones se vieron truncadas y tuvieron que retrasar la venta hasta septiembre. Con apenas dos días de uso, los móviles empezaron a mostrar diferentes problemas en la pantalla: a uno de los terminales le salió un pequeño bulto en el pliegue de la pantalla, y a otro la pantalla comenzó a apagarse y encenderse constantemente.

Los principales fabricantes están apostando por teléfonos con grandes pantallas capaces de doblarse. Crédito: Kārlis Dambrāns

Este imprevisto, junto a los precios prohibitivos que alcanzan este tipo de terminales —en torno a 2000 euros—, puso en entredicho si este tipo de móviles estaban preparados para llegar al mercado.

No obstante, los principales fabricantes han seguido la estela de Samsung y apostado por teléfonos con grandes pantallas capaces de doblarse y reducir su tamaño. Huawei empezó a vender en octubre el Huawei Mate X, su propio teléfono plegable equipado además con conectividad 5G. Más recientemente, Motorola ha presentado una nueva versión del legendario Razr, esta vez sin teclas físicas y con una pantalla plegable. Otras compañías como Xiaomi, Oppo o TCL también trabajan en terminales de este tipo. En incluso Samsung lanzará el W20 5G, un modelo similar al Galaxy Fold pero con mejoras en el sistema de plegado y en los procesadores internos.

Los sesgos y dilemas éticos del reconocimiento facial

El 2019 también ha sido el año del debate en torno al reconocimiento facial. San Francisco se convirtió en mayo en la primera ciudad en Estados Unidos en prohibir el uso de esta tecnología. El veto a esta herramienta, que usa inteligencia artificial para identificar rostros, reabrió la discusión al respecto.

La tecnología es polémica porque es capaz de identificar a personas en cualquier contexto sin que se den cuenta y aplicar una serie de sesgos. Un estudio del Centro de Georgetown para la Privacidad y la Tecnología asegura que esta herramienta utilizada por varios departamentos tiene mucho más margen de error con afroamericanos.

El reconocimiento facial es polémico porque es capaz de identificar a personas en cualquier contexto. Crédito: Delta News Hub

Pese a ello, su uso no para de crecer. Mientras que en 2017 el mercado de la tecnología de reconocimiento facial alcanzó los 1400 millones de dólares, Statista prevé que en 2019 la cifra ascienda a 1900 millones. Y se espera un crecimiento gradual hasta llegar a los 3100 millones en 2022. Algunas autoridades e instituciones de todo el mundo la utilizan en sus proyectos. Por ejemplo, el Parlamento Europeo ha aprobado la creación de una base de datos biométricos de la huella dactilar o de la cara del usuario de los más de 500 millones de habitantes de la UE.

Por el contrario, algunas ciudades se plantean seguir los pasos de San Francisco. Oakland y Berkeley, en el estado de California, y Somerville, en Massachusetts, están considerando si prohibir el uso de la vigilancia facial por parte del Gobierno. E incluso algunos particulares han tomado medidas por su cuenta. Un hombre ha llevado a la Policía de Gales a los tribunales por tomar una imagen de su rostro con un sistema de reconocimiento facial automático mientras hacía compras navideñas.

Isabel Rubio Arroyo

@isabelrubioa

Publicaciones relacionadas

Comentarios sobre esta publicación

Escribe un comentario aquí…* (Máximo de 500 palabras)
El comentario no puede estar vacío
*Tu comentario será revisado antes de ser publicado
La comprobación captcha debe estar aprobada