Elaborado por Materia para OpenMind Recomendado por Materia
21
Tiempo estimado de lectura Tiempo 21 de lectura
El Reino Unido siempre ha sido reacio a ser europeo. No se convirtió en miembro hasta 1973 y no ha dejado de quejarse sobre el presupuesto, la política agraria, el Parlamento Europeo y la normativa. ¿Por qué esa actitud? A principios de los años 50, los británicos consideraban que su país era una potencia mundial, no una nación europea de tamaño intermedio. Esto originó una visión de Europa como intercambio transaccional. La adhesión a la UE se concibe en términos de costes y beneficios. En la actualidad, el referéndum que probablemente se celebrará en 2016, ¿pondrá punto final a la discordia y contribuirá a que los británicos sean miembros más convencidos de la UE?
Citar esta publicación

Publicaciones relacionadas

Descargar Kindle

(1,4 MB)

Descargar EPUB

(1,4 MB)

Descargar PDF

(331,5 KB)
Ver libro 2016 La búsqueda de Europa: visiones en contraste
Escuchando
Mute
Cerrar

Comentarios sobre esta publicación

Escribe un comentario aquí…* (Máximo de 500 palabras)
El comentario no puede estar vacío
*Tu comentario será revisado antes de ser publicado
La comprobación captcha debe estar aprobada