Elaborado por Materia para OpenMind Recomendado por Materia
5
Inicio Internet de las cosas (IC): la tercera oleada
26 enero 2015

Internet de las cosas (IC): la tercera oleada

Tiempo estimado de lectura Tiempo 5 de lectura

Internet de las cosas (IC) es la red de objetos físicos a los que se tiene acceso a través de Internet. Estos objetos contienen tecnología incrustada que permite interactuar con estados internos o el entorno exterior. En otras palabras, cuando los objetos son capaces de detectar y comunicarse, cambia la manera y el lugar en que se toman decisiones, y quién las toma. Por ejemplo, los termostatos inteligentes.

Internet de las cosas (IC) está surgiendo como la tercera oleada en el desarrollo de Internet. La Internet de la década de 1990 conectaba a 1.000 millones de usuarios, mientras que la oleada móvil de los primeros años 2000 conectaba a otros 2.000 millones. IC tiene el potencial de conectar 10 veces más (28.000 millones) de “cosas” a Internet para el año 2020, desde pulseras a automóviles. Los avances en el coste de los sensores, en la potencia de procesamiento y en el ancho de banda para la conexión de dispositivos están permitiendo en estos momentos conexiones ubicuas, en todas partes. Los productos inteligentes, como relojes y termostatos inteligentes, ya están ganando terreno, tal como se indica en el informe Global Investment Research de Goldman Sachs.

IC cuenta con atributos clave que la distingue de la Internet “normal”, tal como se recoge en el marco S-E-N-S-E de Goldman Sachs: Sensing (detección), Efficient (eficiente), Networked (conexión a red), Specialized (especializado), Everywhere (en todas partes). Estos atributos pueden inclinar la balanza en el desarrollo y la adopción de la tecnología, con consecuencias significativas para las empresas de alta tecnología, de forma muy similar a cómo la transición de la Internet fija a la móvil desplazó el centro de gravedad de Intel a Qualcomm, o de Dell a Apple.

Source: Goldman Sachs Global Investment Research.
Fuente: Global Investment Research de Goldman Sachs.

Se han combinado una serie de cambios tecnológicos importantes para permitir el auge de IC. Entre ellos se incluyen los siguientes.

  • Sensores baratos – Los precios de los sensores han caído desde 1,30 dólares hasta un promedio de 60 centavos en los últimos 10 años.
  • Ancho de banda barato – El coste del ancho de banda también ha caído vertiginosamente, por un factor de casi 40 durante los últimos 10 años.
  • Procesamiento barato – De modo similar, los costes de procesamiento han descendido por un factor de casi 60 durante los últimos 10 años, permitiendo no solo conectar más dispositivos, sino también que sean lo suficientemente inteligentes para saber lo que tienen que hacer con todos los nuevos datos que generan o reciben.
  • Smartphones – Los smartphones se están convirtiendo en la puerta de acceso a IC, actuando como mando a distancia o centro de control para el hogar conectado, el automóvil conectado o los dispositivos médicos o de entrenamiento utilizados cada vez más por los consumidores.
  • Cobertura inalámbrica ubicua – Ahora que la cobertura Wi-Fi es prácticamente universal, la conectividad inalámbrica está disponible gratis o a un coste muy bajo, ya que Wi-Fi utiliza un espectro sin licencia y, por tanto, no exige el pago de cuotas mensuales de acceso a un operador.
  • Big Data – Puesto que IC generará, por definición, enormes volúmenes de datos no estructurados, la disponibilidad de la analítica de Big Data es un elemento fundamental.
  • IPv6 – La mayoría de los equipos de conexión a red ya admiten IPv6, la versión más reciente de la norma Internet Protocol (IP), que sustituirá a IPv4. IPv4 admite direcciones de 32 bits, lo que se traduce en aproximadamente 4.300 millones de direcciones, una cifra que han agotado en gran medida todos los dispositivos conectados en todo el mundo. En cambio, IPv6 puede admitir direcciones de 128 bits, lo que se traduce en aproximadamente 340 sextillones (3,4 x 1038) de direcciones, una cifra casi ilimitada que puede manejar ampliamente todos los dispositivos IC imaginables.bbva-openmind-ahmed-banafa-internet-of-things-3

Ventajas e inconvenientes de IC

Roberto I. Belda lo explicó muy bien en su artículo sobre IC: muchos dispositivos pequeños como los ordenadores portátiles, smartphones y tabletas se comunican entre sí mediante el uso de la tecnología de Internet Wi-Fi. Si transferimos estas capacidades tecnológicas a aparatos domésticos como frigoríficos, lavadoras, hornos de microondas, termostatos y cerraduras, entre otros, y los equipamos con sus propios chips de ordenador, software y acceso a Internet, el “hogar inteligente” cobra vida.

Internet de las cosas solo puede funcionar si estos aparatos y dispositivos empiezan a interactuar entre sí a través de un sistema de conexión en red. La AllSeen Alliance, una organización sin ánimo de lucro dedicada a la adopción de Internet de las cosas, está alentando a empresas como Cisco, Sharp y Panasonic a que fabriquen productos compatibles con un sistema de conexión en red y aseguren que estos productos puedan interactuar entre sí.

Las ventajas de estos dispositivos conectados e integrados en red se traducen en una calidad de vida productiva y mejorada para las personas. Por ejemplo, la vigilancia de la salud puede resultar bastante sencilla con frascos de medicamentos y botiquines conectados. Los médicos que supervisan a los pacientes pueden monitorizar su consumo de medicación, además de medir la tensión sanguínea y los niveles de azúcar, y alertarles cuando algo no va bien con sus pacientes online.

Con respecto a la conservación de energía, los electrodomésticos pueden sugerir un ajuste óptimo basado en el consumo energético del usuario, como por ejemplo activar la temperatura idónea justo antes de que el propietario llegue a casa, o encender y apagar las luces cuando el propietario se marche de vacaciones para dar la impresión de que hay alguien en la casa y disuadir así a los ladrones.

Por su parte, los frigoríficos inteligentes pueden sugerir suministros de alimentos que se estén agotando y deban reponerse de inmediato. Las sugerencias están basadas en las tendencias y el comportamiento histórico de compra del usuario. Las tecnologías “llevables” (wearable) también son parte de esta Internet de las cosas. Estos dispositivos pueden monitorizar los hábitos de sueño, las medidas de las sesiones de ejercicio, de los niveles de sangre y de la tensión sanguínea, y conectar estos datos a las cuentas del usuario en las redes sociales con fines de seguimiento.

El inconveniente más importante de Internet de las cosas está relacionado con la privacidad y la seguridad. Los dispositivos inteligentes del hogar tienen capacidad para devorar gran cantidad de información sobre un usuario. Estos datos pueden incluir horarios personales, hábitos de compra, horarios de consumo de medicación e incluso la ubicación del usuario en un momento dado. Si estos datos caen en las manos equivocadas, podría hacerse un gran daño a las personas.

El otro inconveniente es que la mayoría de los dispositivos todavía no están preparados para comunicarse con otras marcas de dispositivos. Productos concretos solo podrían conectarse en red con otros productos de su misma marca. Es buena cosa que la AllSeen Alliance esté abogando por la conectividad, pero la realidad de un “mando a distancia universal” para todos estos dispositivos y productos todavía está en sus primeras fases de desarrollo.

Ahmed Banafa

Faculty | Autor | Conferenciante| 5-time instructor of the year

Referencias:

http://www.goldmansachs.com/our-thinking/outlook/internet-of-things/iot-report.pdf

https://allseenalliance.org/

https://www.linkedin.com/pulse/article/20140319132744-246665791-the-internet-of-everything-ioe?trk=mp-reader-card

Publicaciones relacionadas

Comentarios sobre esta publicación

Escribe un comentario aquí…* (Máximo de 500 palabras)
El comentario no puede estar vacío
*Tu comentario será revisado antes de ser publicado
La comprobación captcha debe estar aprobada