Elaborado por Materia para OpenMind Recomendado por Materia
5
Inicio Por qué el sector inmobiliario tiene que ponerse las pilas en IA
04 abril 2019

Por qué el sector inmobiliario tiene que ponerse las pilas en IA

Tiempo estimado de lectura Tiempo 5 de lectura

Aunque la inteligencia artificial se ha convertido en uno de los temas de moda en muchos sectores, todavía no ha provocado la desaparición de tantos puestos de trabajo como mucha gente se temía. Por ejemplo, todavía no hemos visto que ningún ordenador haya sustituido a un agente inmobiliario y se podría apostar con cierta seguridad a que esto tampoco va a suceder en los próximos diez años. Sin embargo, lo que sí se está viendo es el uso cada vez más extendido de la inteligencia artificial para obtener ventajas competitivas en un mercado cada vez más concurrido.

¿Qué puede aportar la IA al mercado inmobiliario?

La IA tiene capacidad suficiente como para cambiar sustancialmente procesos de toma de decisiones, así como para incrementar la eficiencia global de las operaciones inmobiliarias. Esto es posible porque la IA genera conocimiento adicional a partir del reconocimiento de patrones, un área a la que pocos agentes inmobiliarios comunes tienen acceso, pero que forma parte de la rutina de los algoritmos de IA.

Como indica PwC, existen varias categorías de herramientas IA que pueden ser útiles en el mercado inmobiliario, desde la automatización de tareas hasta la toma independiente de decisiones.

El primer nivel se refiere a las tareas rutinarias (y a veces no tan rutinarias) como la asignación de barrios en función de coordenadas o direcciones. El siguiente es la llamada inteligencia de soporte, de apoyo a procesos dirigidos por humanos, para hacerlos más eficientes en tiempos y precisos. Esto puede ayudar a, respectivamente, ampliar el conocimiento relacionado directamente con la calidad de la decisión adoptada. Aquí podemos hablar de tareas como la evaluación de fluctuaciones de precio, la probabilidad de que un piso o local permanezca en el mercado más o menos tiempo o la identificación de buenas inversiones. El último nivel, el de inteligencia autónoma, no requiere la intervención humana. Este es el territorio de los chatbots y herramientas de atención al cliente automatizadas.

Aplicaciones reales de la IA en el sector inmobiliario

Aunque se trata todavía de una tendencia incipiente, varias empresas pioneras ya están trabajando en adaptar la inteligencia artificial al en el sector inmobiliario. La tecnología ya ha sido utilizada con éxito en diferentes formatos, desde motores de recomendación integrados en páginas web, a sistemas de apoyo para inversores de capital riesgo a la hora de identificar activos que incorporar a sus carteras. El desarrollo de soluciones de atención al cliente también vive una etapa de auge, con la creciente implantación y sofisticación de los chatbots. A continuación vamos a ver algunos de los usos más relevantes e innovadores de esta nueva tecnología.

Motores de recomendación

De manera similar a las estrategias de recomendación de Amazon, las soluciones de IA pueden ayudar a otros mercados verticales a aumentar la relevancia de sus ofertas mediante la creación de conjuntos de activos a medida basados ​​en las preferencias del cliente y sus interacciones anteriores. Para nuevos clientes, el sistema puede recurrir a técnicas de clasificación, ofreciéndoles resultados más genéricos que hayan funcionado bien con clientes anteriores con perfiles similares.

La IA puede ayudar a optimizar bases de datos inmobiliarias y ofrecer recomendaciones. Imagen: Unsplash

Se trata de una funcionalidad que permitiría prescindir de los procesos de búsquedas en bases de datos inmobiliarias, cada vez más largos y tediosos. Un sistema inteligente capaz de identificar ofertas adecuadas al presupuesto y los intereses del cliente podría convertirse rápidamente en el método de búsqueda por excelencia.

Análisis de mercado

Varias empresas de tecnología ofrecen herramientas de inteligencia artificial para anticipar las fluctuaciones del mercado y plantear a los inversores propiedades potencialmente atractivas. Por ejemplo, Skyline es una de estas empresas que ofrece servicios de gestión de inversiones, predicción de precios de venta y alquiler combinando conocimiento humano con capacidades de inteligencia artificial y de identificación de tendencias y oportunidades de mercado.

Dado que en el mercado inmobiliario, el tiempo también es crucial, estas herramientas también deben ofrecer información sobre el momento idóneo para para reformar o vender una propiedad.

Chatbots de atención al cliente

El ritmo de vida y los horarios de trabajo a los que algunas personas se ven sometidas, exigen a las empresas inmobiliarias a ajustar sus horarios de trabajo y modelos de atención al cliente. Dado que mantener un centro de atención telefónica para atender a los clientes ininterrumpidamente, todos los días del año, las 24 horas del día, supone un coste inasumible, una solución económicamente viable para muchas empresas es desarrollar un chatbot.

Gracias a los avances actuales en procesamiento de lenguaje natural y aprendizaje automático, ya existen bots capaces incluso de pasar el test de Turing, lo cual implica que a un humano le resultaría complicado distinguir si está conversando con otra persona o con una máquina. En 2016 se llevó a cabo un experimento en el que un asistente automático y un agente inmobiliario competían para encontrar la casa perfecta en el término municipal de Denver a partir de la información proporcionada por un cliente potencial. De las seis propuestas, la mitad del bot y la mitad del agente, que recibía el cliente cada día del experimento, siempre optaba por la lista elaborada por el asistente automático.

Teniendo en cuenta que, una vez se desarrolla e implanta, el chatbot no exige ningún gasto adicional (salario) y se vuelve más inteligente a medida que pasa el tiempo, está claro que esta tecnología puede consolidarse como fuente importante de competencia para los agentes humanos.

Las soluciones de IA pueden ayudar a ahorrar gran parte del tiempo que los agentes invierten en atención al cliente. Imagen: Unsplash

Publicidad dirigida

En el ejemplo anterior, hemos visto como un chatbot puede proporcionar un excelente servicio al cliente, incluso mejor que un agente humano, pero ¿puede una solución de inteligencia artificial ser útil para atraer clientes?

La respuesta rápida es ‘sí’. De hecho, estas soluciones también son capaces de superar a los humanos en el análisis de patrones de comportamiento y preferencias. Una empresa que ya hace exactamente esto es REX real estate. REX ofrece ofrece servicios de precios dinámicos, y de ‘targeting’ personalizado de clientes en las plataformas más populares, incluyendo Zillow, Facebook y más. Su comisión es del 2% para ambas partes, un precio que se sitúa en la parte baja del espectro. Con este servicio, la empresa promete incrementar las posibilidades de éxito en las transacciones seleccionando clientes potencialmente más receptivos.

Contratos inteligentes

Aunque el término suele utilizarse en relación con blockchain, abarca una gama más extensa de aplicaciones. Hace referencia a contratos digitales, etiquetados adecuadamente para que su información pueda recuperarse y reutilizarse fácilmente, con una redundancia mínima. De esta manera, se pueden reducir tiempos de espera, plazos de aprobación de hipotecas y otros plazos de tramitación. En este caso, la IA puede actuar como asistente personal y ayudar a los clientes a rellenar sus solicitudes cuando la información disponible en la base de datos no sea suficiente.

Conclusiones

Al igual que en otros mercados verticales, aunque el auge de la inteligencia artificial en el sector inmobiliario no va a traducirse de manera inmediata en pérdidas de empleos, sí va a venir acompañada de cambios inevitables. El cambio va a ser radical y va a poner fin a algunas prácticas, pero también va a permitir ahorrar grandes cantidades de tiempo y dinero en áreas de eficiencia operativa, servicio al cliente y publicidad.

El mercado inmobiliario se volverá cada vez más preciso, y a medida que las personas vayan acostumbrándose a realizar personalmente sus propias búsquedas, iremos viendo menos agentes en el lado de la demanda.

Jasmine Morgan

Publicaciones relacionadas

Comentarios sobre esta publicación

Escribe un comentario aquí…* (Máximo de 500 palabras)
El comentario no puede estar vacío
*Tu comentario será revisado antes de ser publicado
La comprobación captcha debe estar aprobada