Elaborado por Materia para OpenMind Recomendado por Materia
6
Inicio Blockchain y la inteligencia artificial: ¿La pareja ideal?
06 mayo 2019

Blockchain y la inteligencia artificial: ¿La pareja ideal?

Tiempo estimado de lectura Tiempo 6 de lectura

Blockchain y la inteligencia artificial son dos de los campos tecnológicos más candentes del momento. A pesar de la disparidad tanto de sus aplicaciones como de los equipos que trabajan en su desarrollo, comienza a haber un interés creciente en las posibles aplicaciones que podrían derivarse de su convergencia [6].

Un informe de PWC cifra en 15,7 billones de dólares el impacto de la IA sobre la economía mundial hasta 2030, equivalente a un crecimiento del PIB mundial del 14%. Según Gartner, en ese mismo periodo, blockchain aportará 3,1 billones de dólares a la economía mundial.

Por definición, una cadena de bloques es un registro distribuido, descentralizado, inmutable que se utiliza para almacenar datos encriptados. Por otro lado, la inteligencia artificial es un motor o el cerebro, capaz de analizar y tomar decisiones a partir de bases de datos. [1]

Obviamente, cada una de estas dos tecnologías entraña sus propias complejidades, pero ambas se encuentran en un momento en el que pueden comenzar a beneficiarse mutuamente.[3]

Por las diferentes maneras en que estas dos tecnologías permiten trabajar y actuar sobre el dato, es lógico que se estén comenzando a evaluar las ventajas que su convergencia para dar un paso de gigante en el aprovechamiento de los datos. Al mismo tiempo, la integración algoritmos de aprendizaje automático e inteligencia artificial con blockchain, y viceversa, permitirá mejorar la arquitectura subyacente en la cadena de bloques así como incrementar el potencial de la inteligencia artificial.

Además, blockchain puede ayudar a hacer la inteligencia artificial más coherente y a facilitar su comprensión, así como a entender mejor los procesos de toma de decisiones de los algoritmos de aprendizaje automático, ofreciendo una trazabilidad total sobre dichos procesos. Blockchain permite registrar todos los datos y variables que influyen sobre las decisiones que toman los algoritmos de aprendizaje automático.

Por otro lado, la inteligencia artificial permitiría incrementar la eficiencia de los procesos de blockchain mucho más allá de lo que cualquier persona u ordenador convencional sería capaz. Prueba de ello es la capacidad de procesamiento – y por tanto, el número de equipos – que en la actualidad se necesita incluso para ejecutar las tareas más básicas en blockchain.[3]

Aplicaciones de la inteligencia artificial y Blockchain

Capacidad de procesamiento inteligente

La gestión de una cadena de bloques y de los datos encriptados requiere de una gran capacidad de procesamiento. Los algoritmos de minado de bitcoin, por ejemplo, aplican procedimientos de “fuerza bruta” que enumeran sistemáticamente todos los posibles candidatos para una determinada solución y comprueban que cada candidato cumpla el enunciado del problema antes de verificar una transacción.[3]

La inteligencia artificial ofrecería la oportunidad comenzar a ejecutar este tipo de tareas de una manera mucho más eficiente e inteligente. Un algoritmo basado en aprendizaje automático podría ir perfeccionando sus habilidades en tiempo real, siempre y cuando se le proporcionan los datos adecuados para entrenarse.[3]

Creación de bases de datos diversos

Al contrario de lo que hacen las aplicaciones de inteligencia artificial, la tecnología blockchain crea redes transparentes, descentralizadas, a las que puede acceder cualquiera, desde cualquier parte del mundo. La tecnología blockchain es el mecanismo de registro que hace posible la existencia de las criptomonedas. En la actualidad, se están aplicando redes blockchain en diversos sectores para incrementar su descentralización. Por ejemplo, SinguarlityNET se centra específicamente en utilizar la tecnología blockchain incrementar la distribución de datos y los algoritmos, ayudando a garantizar el desarrollo futuro de la inteligencia artificial y la creación de una inteligencia artificial descentralizada. [4]

SingularityNET combina blockchain e inteligencia artificial para crear una IA más inteligente y descentralizada. Las redes de blockchain permiten trabajar con conjuntos de datos diversos. Creando una o varias APIs en una cadena de bloques permitiría comunicarse a diferentes algoritmos de inteligencia artificial. De esta manera, sería posible desarrollar algoritmos diferentes a partir de conjuntos de datos diversos. [4]

Protección de datos

El desarrollo de la inteligencia artificial depende totalmente de la disponibilidad de datos – nuestros datos. A través de los datos, la inteligencia artificial recibe información sobre el mundo y lo que en él sucede. Básicamente, los datos alimentan a la inteligencia artificial y le permiten seguir mejorando.

Por otro lado, blockchain es, en última instancia, una tecnología que permite el almacenar de datos cifrados en un libro de registros distribuido. Permite crear bases de datos totalmente seguras a las que puede acceder cualquier persona que disponga de la debida autorización. Combinando la tecnología blockchain con la inteligencia artificial podemos crear un sistema perfecto para almacenar copias de seguridad de información personal delicada y de alto valor.

El desarrollo de la inteligencia artificial aplicada al big data junto a la seguridad que ofrece la tecnología blockchain crean la combinación perfecta para la gestión de grandes bases de datos. Imagen: Pexels.

La información que contienen los historiales médicos y financieros de cualquier individuo son demasiado valiosos como para fiárselos a una única empresa y sus algoritmos. Almacenar estos datos en una cadena de bloques que permita su consulta por parte de una inteligencia artificial, pero únicamente cuando haya sido autorizada para hacerlo tras superar los procedimientos adecuados, podría permitirnos disfrutar de las grandes ventajas que ofrecen las recomendaciones personalizadas al tiempo que nos aseguraríamos de que nuestra información se encuentra almacenada manera totalmente segura.[4]

Monetización de datos

Otra innovación disruptiva que la combinación de las dos tecnologías haría posible es la monetización de datos. Empresas como Facebook y Google han convertido los datos en importantes fuentes de ingresos.

En la actualidad, son otros los que deciden cómo se venden nuestros datos para obtener un beneficio, lo cual demuestra que estos datos no están siendo utilizados en nuestro beneficio, sino todo lo contrario. Blockchain nos permite proteger nuestros datos criptográficamente y asegurarnos de que sólo se utilizan como nos parezca bien a nosotros. De esta manera también nos permitirá monetizar estos datos en nuestro beneficio propio cuando así lo decidamos, sin poner en riesgo nuestra información personal. Esto es importante de cara a combatir los sesgos en los algoritmos y crear bases de datos diversas en el futuro.[4]

Lo mismo puede decirse para los programas de inteligencia artificial que necesitan de nuestros datos. Para que un algoritmo de inteligencia artificial sea capaz de aprender y desarrollarse, las redes de inteligencia artificial deberán comprar los datos directamente de sus creadores, a través de plataformas de intercambio de datos. De esta manera se crearán procesos mucho más equitativos que los actuales, impidiendo a los gigantes tecnológicos explotar a sus usuarios.[4]

Estas plataformas de intercambio de datos también pondrán la inteligencia artificial al alcance de empresas de menor tamaño. Desarrollar y alimentar un algoritmo de inteligencia artificial tiene un coste tremendo para aquellas empresas que no son capaces de generar sus propios datos. Sólo a través de estas plataformas descentralizadas pueden tener acceso a los grandes bancos de datos que en la actualidad les están vetados.

Confianza en las decisiones de la IA

A medida que los algoritmos se hacen más inteligentes a través del aprendizaje, los ‘data scientists’ irán teniendo más dificultades para entender cómo estos programas han llegado a determinadas conclusiones y decisiones. Esta dificultad se derivará de las enormes cantidades de datos y variables que los algoritmos de IA serán capaces de procesar. Sin embargo, seguirá siendo necesario auditar las conclusiones a las que llega la IA para garantizar que siguen reflejando la realidad.

El uso de la tecnología blockchain permite crear registros inmutables de todos los datos, variables y procesos utilizados por los algoritmos de inteligencia artificial en los procesos de toma de decisiones. Esto facilita enormemente la auditoría de los procesos en su conjunto.

Con la programación adecuada de blockchain, se puede tener visibilidad de todos los pasos, desde la introducción de datos hasta las conclusiones así como la total garantía de que los datos no han sido manipulados.

De esta manera se podrá confiar plenamente en las conclusiones a las que lleguen los programas de inteligencia artificial. Se trata de un paso necesario, puesto ni las personas ni las empresas van a comenzar a utilizar aplicaciones de inteligencia artificial si no entienden cómo funcionan y en qué información basan sus decisiones.

Conclusión

La combinación de tecnología blockchain e inteligencia artificial sigue siendo un campo en el que queda mucho terreno por explorar. Aun cuando la convergencia entre las dos tecnologías ha conseguido atraer un nivel razonable de atención desde el mundo académico, los proyectos dedicados a esta combinación tecnológica siguen siendo escasos.

La unión estas dos tecnologías va a para permitir utilizar los datos de maneras que ahora parecen imposibles. Los datos son los ingredientes clave para el desarrollo y mejora de los algoritmos de inteligencia artificial y la tecnología blockchain permite almacenarlos de una manera totalmente segura y auditar todos los pasos intermedios de la inteligencia artificial en sus procesos de toma de decisiones. Además, gracias a blockchain las personas van a poder comenzar a monetizar los datos que ellas mismas generan.

La inteligencia artificial alberga un tremendo potencial de disrupción, pero su diseño debe acometerse con total cautela. Blockchain puede ayudar a ello. Nadie sabe con total certeza cómo va a evolucionar la interacción entre estas dos tecnologías. Lo que está claro es se trata de una combinación con un gran potencial que está evolucionando a gran velocidad [6].

Referencias:

  • [1] https://aibusiness.com/ai-brain-iot-body/

  • [2] https://thenextweb.com/hardfork/2019/02/05/blockchain-and-ai-could-be-a-perfect-match-heres-why/

  • [3] https://www.forbes.com/sites/darrynpollock/2018/11/30/the-fourth-industrial-revolution-built-on-blockchain-and-advanced-with-ai/#4cb2e5d24242

  • [4] https://www.forbes.com/sites/rachelwolfson/2018/11/20/diversifying-data-with-artificial-intelligence-and-blockchain-technology/#1572eefd4dad

  • [5] https://hackernoon.com/artificial-intelligence-blockchain-passive-income-forever-edad8c27844e

  • [6] https://blog.goodaudience.com/blockchain-and-artificial-intelligence-the-benefits-of-the-decentralized-ai-60b91d75917b

 

Publicaciones relacionadas

Comentarios sobre esta publicación

Escribe un comentario aquí…* (Máximo de 500 palabras)
El comentario no puede estar vacío
*Tu comentario será revisado antes de ser publicado
La comprobación captcha debe estar aprobada