Elaborado por Materia para OpenMind Recomendado por Materia
3
Inicio La cara científica de Edgar Allan Poe
19 enero 2018

La cara científica de Edgar Allan Poe

Tiempo estimado de lectura Tiempo 3 de lectura

Si hoy conocemos a Edgar Allan Poe (19 de enero de 1809‚ÄĒ7 de octubre de 1849) es por sus relatos cortos y sus cuentos de terror. Sus 40 a√Īos de inestable vida le dieron para renovar la novela g√≥tica e inventar el relato detectivesco, as√≠ como para ser adem√°s poeta, cr√≠tico y periodista. Pero tambi√©n tuvo tiempo para ensayar con la ciencia y al final de sus d√≠as estaba convencido de que ser√≠a recordado m√°s por sus ideas cient√≠ficas que por sus escritos literarios. El autor de El escarabajo de oro dedic√≥ su √ļltima y poco conocida obra a plasmar sus pensamientos sobre el universo. Recuperamos aqu√≠ la cara B, la cient√≠fica, de un genio atormentado cuya vida empez√≥ a complicarse muy pronto.

Nacido como Edgar Poe en Boston, antes de cumplir tres a√Īos perdi√≥ a su padre y a su madre, lo separaron de su hermano mayor y de su hermana peque√Īa, y el acomodado matrimonio Allan de Richmond, Virginia, lo acogi√≥. Aunque los Allan le dieron su apellido y una buena educaci√≥n, Edgar Allan Poe nunca lleg√≥ a congeniar del todo con ellos, hasta el punto de que su padre adoptivo lo deshered√≥. Los fantasmas de su familia biol√≥gica perdida nunca lo abandonaron y algunos estudiosos de su obra ven reflejada esa traum√°tica infancia en su t√©trico estilo literario.

Poe creía que sería recordado por sus ideas científicas y no sus escritos literarios. Fuente: Wikimedia

A comienzos de 1826, Poe ingresó en la Universidad de Virginia. Allí destacó por leer todo lo que caía en sus manos y ser un alumno aplicado que traducía lenguas clásicas casi sin esfuerzo. También por tener fuertes pesadillas y problemas con la bebida y el juego. En esa época empieza a profundizar en el estudio de la historia y la literatura, además de interesarse por disciplinas científicas, como matemáticas, física y astronomía.

Una solución a la paradoja de Olbers

Poe tuvo especial predilecci√≥n por la astronom√≠a y lleg√≥ a proponer una soluci√≥n a la paradoja de Olbers. Este problema f√≠sico planteaba la contradicci√≥n de que en un universo est√°tico e infinito repleto de estrellas ‚ÄĒesa era la descripci√≥n de universo de la √©poca‚ÄĒ el cielo nocturno deber√≠a ser totalmente brillante, sin regiones oscuras. Poe defendi√≥ en una conferencia en la New York Society Library que los espacios entre estrellas eran debidos a que la distancia hasta el fondo del universo era tan grande que ning√ļn rayo de luz desde all√≠ hab√≠a sido capaz de alcanzar la Tierra.

Ilustraci√≥n de √Čdouard Manet para una traducci√≥n al franc√©s de El Cuervo de Edgar Allan Poe.Fuente: Library of Congress

La vida de Poe pareci√≥ estabilizarse hacia 1836 al casarse con su prima hermana Virginia Eliza Clemm y trabajar en la Graham‚Äôs Magazine de Filadelfia, donde escribi√≥ sus grandes novelas polic√≠acas, Los cr√≠menes de la calle Morgue (1841) y El escarabajo de oro (1843). Sin embargo, las cosas volvieron a torcerse cuando en 1842 su mujer enferm√≥ de una tuberculosis que la matar√≠a cinco a√Īos despu√©s. Ante la dura situaci√≥n, Poe volvi√≥ a consumir alcohol y esta vez tambi√©n l√°udano (un preparado de opio), lo que le produjo importantes problemas de salud.

A pesar de su deterioro f√≠sico y mental, en 1845 lleg√≥ su primer gran √©xito en vida: el poema El cuervo, que alcanz√≥ la fama de la noche a la ma√Īana y est√° considerado el poema m√°s famoso de la literatura estadounidense.

Un poema en prosa para Alexander von Humboldt

Tras la muerte de su mujer, en el invierno de 1847 un abatido Edgar Allan Poe se sumerge en la f√≠sica para escribir su d√©cimo y √ļltimo libro, el ensayo Eureka, subtitulado Un poema en prosa, que dedic√≥ al cient√≠fico alem√°n Alexander von Humboldt. En los a√Īos en los que Darwin le daba vueltas a su teor√≠a de la evoluci√≥n o Maxwell lograba unificar electricidad, magnetismo y luz, Poe se propuso en Eureka ‚Äúhablar de lo f√≠sico, metaf√≠sico y matem√°tico ‚ÄĒdel universo material y espiritual‚ÄĒ de su esencia, origen, creaci√≥n; de su condici√≥n presente y de su destino‚ÄĚ. Aunque la disertaci√≥n no sigue el m√©todo cient√≠fico y est√° trufada de errores, contiene inesperados aciertos, entre los que destaca la idea de que el universo se gener√≥ a partir de la explosi√≥n de una √ļnica part√≠cula primordial ‚ÄĒcon lo que la intuici√≥n de Poe se anticip√≥ casi un siglo a la teor√≠a del Big Bang.

Poco despu√©s de publicar Eureka, Edgar Allan Poe escrib√≠a una carta a su t√≠a (y a la vez suegra) en la que le dec√≠a: “No tengo deseos de vivir desde que escrib√≠ Eureka. No podr√≠a escribir nada m√°s‚ÄĚ. Y as√≠ fue. Poe muri√≥ poco despu√©s en Baltimore, convencido de que¬†hab√≠a hecho una de las m√°s importantes aportaciones en la historia de la ciencia.

Bibiana García

@dabelbi

Publicaciones relacionadas

Comentarios sobre esta publicación

Escribe un comentario aquí…* (Máximo de 500 palabras)
El comentario no puede estar vacío
*Tu comentario ser√° revisado antes de ser publicado
La comprobación captcha debe estar aprobada