Elaborado por Materia para OpenMind Recomendado por Materia
2
Inicio Wallace Broecker y el experimento más difícil de la Tierra
11 diciembre 2015

Wallace Broecker y el experimento más difícil de la Tierra

Cambio Climático | Investigación | Medio ambiente | Sostenibilidad y ecología
Tiempo estimado de lectura Tiempo 2 de lectura

No hace tanto que sabemos del cambio climático y su consecuencia más evidente, el calentamiento global. Fue el 8 de agosto de 1975, hace 40 años, cuando un investigador de la Universidad de Columbia publicó en la revista Science un texto revelador. Con el título “Cambio Climático: ¿Estamos al borde de un calentamiento global pronunciado?” advertía de que la temperatura del planeta se incrementaría durante las décadas siguientes.

Era la primera vez que se acuñaba el término ‘calentamiento global’, que Wallace Broecker (Chicago, 1931) asociaba a la acumulación en la atmósfera de dióxido de carbono (CO2) y otros gases de efecto invernadero, debido a la quema de combustibles fósiles. Además de esta “primicia”, Broecker goza de una reputación científica que se ha ido fraguando durante 50 años con otras investigaciones en geofísica. En los años setenta fue pionero en el estudio de intercambio de gases —entre ellos el CO2— que tiene lugar entre el océano y la atmósfera. También fue el primero en investigar cómo el océano absorbe CO2 atmosférico y ejerce un papel clave en la regulación de la temperatura global.

Broecker ha sido ganador de numerosos premios y condecoraciones que avalan sus aciertos. En 2008 recibió el Premio Fronteras del Conocimiento de la Fundación BBVA, cuya dotación (400.000 €) donó a la Universidad de Columbia para que continuara la investigación sobre el cambio climático.

El investigador de la Universidad de Columbia Wallace Broecker. Crédito: Fundación BBVA

La advertencia que Wallace Broecker hizo, en su famoso artículo de 1975, de que el hombre está provocando un brusco cambio climático fue calando, primero en la comunidad científica y el movimiento por la defensa del medio ambiente; finalmente, en las autoridades políticas. Desde 1992, cada año se celebran Cumbres donde los gobiernos debaten, revisan y firman protocolos para reducir la emisión de gases de efecto invernadero. Los negociadores dispusieron en 2011 que el acuerdo definitivo debía adoptarse antes del fin de 2015, justo cuando se celebra la Cumbre de París, considerada como la gran oportunidad para llegar a un pacto que involucre a los 195 países presentes.

Pesimista ante la posibilidad de alcanzar y aplicar ese acuerdo global, Broecker va más allá de la necesidad de reducir las emisiones de CO2. Para paliar el problema, el investigador plantea capturar y almacenar estos gases en las capas más profundas de nuestro planeta. Sin embargo, él mismo reconoce que «aún no estamos preparados», puesto que «deberíamos saberlo todo sobre esa tecnología para ver si podemos usarla o no, cuánto costaría o cuál sería el impacto medioambiental». Todo este tipo de cosas que, insiste, «no estamos haciendo».

Para Broecker, la pura evidencia será la que propicie el cambio. Como ciudadano, explica que pese a tener 84 años, le gustaría vivir para ver cómo responde el mundo; y, como científico, Wallace Broecker querría vivir para ver el impacto de lo que el difunto Roger Revelle llamó «el mayor experimento geofísico del hombre».

Andrea Arnal para Ventana al Conocimiento

Publicaciones relacionadas

Comentarios sobre esta publicación

Escribe un comentario aquí…* (Máximo de 500 palabras)
El comentario no puede estar vacío
*Tu comentario será revisado antes de ser publicado
La comprobación captcha debe estar aprobada