Elaborado por Materia para OpenMind Recomendado por Materia
2
Inicio Tecnopersonas digitales: qué son y en qué podrían convertirse
16 enero 2018

Tecnopersonas digitales: qué son y en qué podrían convertirse

Tiempo estimado de lectura Tiempo 2 de lectura

El desarrollo y expansión del sistema tecnológico TIC -tecnologías de la información y la comunicación- no sólo ha transformado múltiples ámbitos de la vida humana, social, económica y política, sino que está generando un nuevo tipo de persona: las tecnopersonas. Hay que hablar de ellas en plural, no en singular. Cualquier usuario de las redes genera hoy en día varias tecnopersonas.

La era de las tecnopersonas y la “personalidad múltiple”

Las tecnopersonas se identifican mediante claves de usuario, contraseñas, IBAN y otros números que se asocian a servicios de Internet / Imagen: William Iven on Unsplash

En primera aproximación, las tecnopersonas pueden ser definidas como aquellas personas físicas o jurídicas cuyas identidades, relaciones, capacidades y desempeños están (estrictamente) mediatizadas por el sistema tecnológico TIC. Suelen ser identificables mediante diversos números propios (URLs, nombres de usuario en los servicios de acceso a Internet, las redes sociales o las redes bancarias, contraseñas, direcciones de correo electrónico, números de teléfono móvil, direcciones en las redes sociales, códigos IBAN de las cuentas bancarias, números de las tarjetas de crédito, etc.). Dichas identificaciones son asignadas por las diversas empresas proveedores de servicios (conexión, acceso, visibilización, etc.) en el mundo digital. Gracias a las plataformas tecnológicas que los señores de la Nube construyen y mantienen, las tecnopersonas se relacionan entre sí y llevan cabo diversos tipos de acciones.

Tecno-acciones y heteroconciencia

En segunda aproximación, las tecnopersonas pueden ser caracterizadas por el conjunto de acciones que llevan a cabo; pero teniendo claro que la mayoría de dichas acciones son realizadas por los ordenadores que operan con los datos, no por los usuarios físicos de las redes. Dicho de otra manera: una tecnopersona no se reduce a lo que hace, sino que incluye también las acciones que otros hacen con los resultados de sus tecno-acciones, por ejemplo con sus datos. Surge así una característica particularmente importante de las tecnopersonas: no tienen conciencia de sí mismas, o a lo sumo tienen una conciencia mínima de lo que hacen. En lugar de la autoconciencia tradicional de las personas, en el mundo digital hay que plantearse el problema de la heteroconciencia. Los ordenadores zombies son un buen ejemplo de ello.

Cabe profundizar más en la noción de tecnopersona, pero lo anterior puede bastar para un primer acercamiento al problema. No hay duda de que estamos ante una innovación disruptiva, cuyas consecuencias para los seres humanos son muy difíciles de prever. En particular, las personas que mueren biológicamente pueden seguir siendo tecnopersonas, puesto que su existencia y sus acciones en el mundo digital pueden haber sido automatizadas. Otro tanto cabe decir de la reconstrucción de los hechos pasados. Conclusión: la aparición reciente de las tecnopersonas transforma la noción de tiempo, incluido el pasado, no sólo el futuro. Las tecnopersonas tienen tecnopasados y tecnofuturos. También en plural.

Javier Echeverría

Investigador Ikerbasque. Universidad del País Vasco

Referencias bibliográficas:

  1. Echeverría (2013), Innovation and Values. A European Perspective. Reno, NV: UNR/CBS.
  2. Echeverría (2017), El Arte de Innovar. Naturalezas, Lenguajes, Sociedades. Madrid: Plaza y Valdés.

Publicaciones relacionadas

Comentarios sobre esta publicación

Escribe un comentario aquí…* (Máximo de 500 palabras)
El comentario no puede estar vacío
*Tu comentario será revisado antes de ser publicado
La comprobación captcha debe estar aprobada