Elaborado por Materia para OpenMind Recomendado por Materia
5
Inicio Un cuarto de siglo de spam en internet: así nació el correo basura
12 abril 2019

Un cuarto de siglo de spam en internet: así nació el correo basura

Tiempo estimado de lectura Tiempo 5 de lectura

En 1994 las películas se veían en cintas VHS, el CD era el último grito en soportes musicales y los teléfonos móviles, del tamaño de media baguette, aún eran una excentricidad. Internet ya existía, pero solo ciertas instituciones como los centros científicos disponían de una conexión algo decente; los usuarios caseros pagaban por minutos conectándose con sus módems. Algunos de sus servicios más esenciales daban sus primeros pasos, como el comercio electrónico. Pero también lo hacían algunos de sus vicios más insidiosos: el 12 de abril de aquel año quedaba oficialmente instituida la publicidad comercial masiva no deseada; en una palabra, el spam.

BBVA-OpenMnd-Ventana-Un cuarto de siglo de spam en internet_2-Laurence Canter lanzó, con su mujer, el primer spam comercial de la historia de internet. Crédito: Sage Ross
Laurence Canter lanzó, con su mujer, el primer spam comercial de la historia de internet. Crédito: Sage Ross.

Cuando el correo electrónico aún estaba lejos de ser un medio de comunicación de masas, muchos de los usuarios de aquella internet rudimentaria se comunicaban a través de Usenet, una red de discusión dividida en categorías o grupos de noticias que hoy continúa activa, pero que por entonces era el lugar donde estar; en cierto modo, fue la primera red social online.

Y por lo tanto, era también el lugar donde Laurence Canter y Martha Siegel decidieron lanzar el que sería el primer spam comercial de la historia de internet. Esta pareja de abogados gestionaba la solicitud de la Green Card Lottery, el sistema puesto en marcha por el gobierno de EEUU para diversificar la procedencia de la inmigración. En realidad, todo lo necesario para inscribirse en el sorteo era enviar una tarjeta con los datos personales a la dirección habilitada para ello, pero Canter y Siegel decidieron aprovechar el desconocimiento de los posibles candidatos para venderles un servicio por un precio abultado.

Con este fin, contrataron a un informático para que enviara el anuncio de su servicio a miles de grupos de noticias de Usenet, donde los usuarios se toparon con una indeseada intrusión en sus conversaciones: “Green Card Lottery – Final One?”, se titulaba el mensaje. El abogado y activista Ray Everett, que por entonces trabajaba como especialista de información para la Asociación de Abogados de Inmigración de EEUU, contaba en 1999 a la revista Wired que la maniobra de Canter y Siegel no solo enfureció a los usuarios, sino también a los juristas. Y sin embargo, la campaña funcionó, tanto que reportó a la pareja unas ganancias de 100.000 dólares. Ambos se dedicaron después profesionalmente al spam y publicaron un exitoso libro relatando cómo hacer fortuna en internet.

El rastro de la publicidad electrónica masiva

La publicidad de Canter y Siegel funcionó tan bien que les hizo pasar como los creadores del spam, lo cual no es cierto: el suyo fue el primer spam comercial en internet, no el primer spam. Unos meses antes, en enero de 1994, un estudiante había colado en todos los grupos de Usenet un mensaje titulado “Global Alert for All: Jesus is Coming Soon” (“alerta global para todos: Jesús viene pronto”). El año anterior, un bug en el software había causado inintencionadamente la publicación en masa de 200 mensajes en Usenet. Pero ya antes, en 1988, habían comenzado las primeras cadenas de emails y el uso de mensajes basura entre los jugadores online.

BBVA-OpenMind-Materia-Un cuarto de siglo de spam en internet_3-Captura de pantalla de una bandeja de entrada de correo electrónico con spam. Crédito: KaiMartin
Captura de pantalla de una bandeja de entrada de correo electrónico con spam. Crédito: KaiMartin

El rastro continúa extendiéndose hacia atrás, hasta el que puede ser considerado el primer spam de la era digital. En 1978 aún no existía internet, pero sí su precursora, ARPANET, la red instituida por el Departamento de Defensa de EEUU. El 3 de mayo de aquel año, cerca de 400 usuarios de correo electrónico de esta red —de un total de unos 2.600— recibieron un mensaje anunciando la presentación de unos nuevos modelos de ordenadores. El autor de aquella primera publicidad electrónica masiva fue Gary Thuerk, que por entonces trabajaba para la compañía Digital Equipment Corporation. Thuerk se considera a sí mismo el “padre del spam”, como afirma en su cuenta de Twitter.

Otros coinciden en esta valoración. “Gary Thuerk fue el primero que envió un mensaje de spam”, señala a OpenMind el innovador y consultor Lon Safko, autor de varias publicaciones sobre el spam. “El de Canter y Siegel y la Green Card Lottery fue solo un ejemplo de alguien que comprendió el poder del spam y lo utilizó”.

Claro que en tiempos de Thuerk aún no se hablaba de spam, originalmente una famosa marca de carne enlatada. En 1970 el programa humorístico de la BBC Monty Python’s Flying Circus emitió un sketch en el que la camarera de un café recitaba un menú plagado de carne Spam, una palabra que también se repetía una y otra vez en los créditos finales. La broma inspiró en los años 80 el uso del término para inundar maliciosamente las salas de chat online. En 1993, a raíz del fallo informático que vertió cientos de mensajes a Usenet, fue el usuario Joel Furr quien por primera vez lo aplicó a los mensajes basura.

Una tendencia aún viva

El spam brilló con su mayor esplendor en la primera década de este siglo; en 2008 alcanzó el 85% de todo el correo electrónico, a pesar de que cuatro años antes el cofundador de Microsoft Bill Gates le había dado dos años de vida. “A mediados de los 2000, un spammer llamado Ronnie Scelson enviaba 4.000 millones de correos spam cada mes”, cuenta Safko. “Decía que, como enviar correo era gratis, incluso si solo de tres a cinco personas respondían cada día, todavía estaba ganando mucho dinero”.

BBVA-OpenMind-Materia- Un cuarto de siglo de spam en internet_5-El spam representa hoy el 39% de todo el correo. Crédito: etonic.net
El spam representa hoy el 39% de todo el correo. Crédito: etonic.net

Aunque la prevalencia del spam ha decaído, los expertos aseguran que hoy continúa muy vivo, representando aún el 39% de todo el correo. Y ello a pesar de los esfuerzos por suprimirlo, tanto legales como tecnológicos. Según Safko, mejoran los filtros contra el spam, pero también las estrategias de los spammers para eludirlos. “Seguirá siendo una guerra fría”, sentencia; “pero el spam siempre estará con nosotros”.

Y de hecho, tal vez siempre haya estado. O habría estado, de haber existido los medios. El 29 de mayo de 1864, numerosos personajes prominentes de Londres recibieron un telegrama en el que un tal Gabriel anunciaba sus servicios como dentista. Dado que este medio se empleaba para comunicaciones urgentes, varios destinatarios se alarmaron, lo que motivó cartas de indignación al diario The Times. Por entonces, la telegrafía había habilitado el envío a múltiples destinatarios. Y cuando esta tecnología llegó, el espíritu del spammer ya estaba ahí.

Javier Yanes

@yanes68

Publicaciones relacionadas

Comentarios sobre esta publicación

Escribe un comentario aquí…* (Máximo de 500 palabras)
El comentario no puede estar vacío
*Tu comentario será revisado antes de ser publicado
La comprobación captcha debe estar aprobada