Elaborado por Materia para OpenMind Recomendado por Materia
4
Inicio Tecnología para arrinconar al ébola
04 diciembre 2014

Tecnología para arrinconar al ébola

Innovación | Medicina | Salud | Tecnología
Tiempo estimado de lectura Tiempo 4 de lectura

En febrero de 2011, un hito ocupaba las portadas de los periódicos de todo el mundo. Watson, una supercomputadora desarrollada por el gigante informático IBM, conseguía derrotar en el conocido concurso de preguntas y respuestas de la televisión estadounidense Jeopardy! a los dos participantes que más dinero habían ganado en la historia del programa. Cuatro años después de este acontecimiento, Watson se ha desvelado como un posible aliado para un objetivo mucho más importante, la derrota de la expansión del virus ébola, que supera el 90% de mortalidad en algunas cepas.

Mapa interactivo del ébola

Así lo ha anunciado el fabricante del súper ordenador, que ha lanzado un proyecto de 100 millones de dólares (casi 80 millones de euros) para que Watson ayude a frenar el problema del ébola en África. IBM confía en la habilidad de la máquina para “aprender” tras el análisis de grandes cantidades de datos, la misma cualidad que le llevó a ganar el concurso televisivo. “Lo bonito de Watson es que un ordenador comunitario. Puedes compartir con él información sobre los casos de ébola y después preguntarle cosas y él te dará un pronóstico y sugerirá el mejor tratamiento para un paciente basándose en esos datos”, declaró el director de IBM en África Occidental, Taiwo Otiti.

El proyecto Watson no es la única aproximación tecnológica a la lucha contra el ébola. Cada vez más expertos de todo el mundo aluden a la tecnología como posible herramienta frente a la infección. “Las tecnologías emergentes pueden ayudar a los sistemas de aviso temprano, a la respuesta ante los brotes y a la comunicación entre profesionales sanitarios, expertos en naturaleza y veterinarios”, escribían recientemente cuatros médicos del laboratorio de investigación del Hospital Mercy (en Sierra Leona) en la revista médica The Lancet.

Los autores no mencionaban ya súpercomputadoras como Watson, sino una herramienta mucho más accesible: los teléfonos móviles. Se prevé que el uso de smartphones en África se duplique por 20 en los próximos cinco años, lo que duplicaría la tasa de crecimiento de cualquier otra región. “Nuestro laboratorio y otros de la región han demostrado que los sistemas de vigilancia rutinarios pueden diseñarse para apoyarse en los móviles, que son ubicuos en África Occidental”, escriben los mismos investigadores.

No es solo una suposición. Orange Telecom, un operador telefónico líder en la región, dio el pasado mes de agosto acceso a un equipo de investigadores de la ONG sueca Flowminder a datos recogidos de teléfonos móviles en Senegal, lo que ofreció una especie de radiografía sobre movimientos poblacionales entre regiones que puede ayudar a predecir la extensión de la epidemia. La operadora autorizó el análisis de esos datos como algo excepcional en apoyo de los esfuerzos para controlar el virus.

Así, tanto la compañía como la ONG quisieron aclarar que la experiencia no pretendía utilizarse para establecer restricciones en los viajes, sino para ofrecer pistas sobre dónde centrar las medidas preventivas y los cuidados sanitarios. La aclaración era necesaria tras la polémica decisión de Senegal, también el pasado verano, de cerrar sus fronteras con Guinea.

Los datos de Senegal se reunieron de 150.000 teléfonos móviles que la empresa mantuvo en el anonimato. La información se ha distribuido a los investigadores de Flowminder como parte de un desafío de análisis de datos planeado para 2015.

Otra iniciativa similar la ha protagonizado Healthmap, un equipo de investigadores del Boston Children’s Hospital, que ha producido una animación de la expansión de la epidemia desde marzo, basándose en los registros de mortalidad por la enfermedad.

Pero quizás uno de los proyectos basados en tecnologías más avanzados es el comenzado en julio por el consultor francés Cedric Moro, que diseñó un servicio de mapeado para estudiar la expansión del ébola en Sierra Leona, Liberia y Guinea. Cualquier persona interesada puede introducir información sobre casos sospechosos o confirmados de la enfermedad, mientras que los hospitales y otros centros de salud pueden difundir si están abiertos, su localización y el número de camas libres del que disponen, todo ellos en una página web accesible al público El proyecto, bautizado como Umap, ofrece más información útil, como los lugares no seguros para enterrar a las víctimas de la enfermedad, los sitios donde se ha registrado hostilidad hacia los trabajadores sanitarios o simplemente enlaces con información útil sobre la patología.

El trabajo francés se ha demostrado como una herramienta muy útil para ayudar a conectar a víctimas potenciales de la infección con los cuidados sanitarios apropiados.

Eso sí, como explican en un artículo sobre la iniciativa publicado en MIT Technology Review, su principal ventaja es a la vez su principal limitación ya que, para  participar en Umap, hay que tener acceso a un ordenador o un teléfono con conexión a Internet.

Un hándicap que pretende solventar la ONG Médicos Sin Fronteras, que ha anunciado planes para ampliar la subida de datos a simples mensajes de texto, que se pueden enviar desde cualquier móvil convencional. La idea es establecer un número gratuito al que llegarían dichos SMS y cuya localización se analizaría a través de las antenas que retransmiten los datos móviles.

Todas estas iniciativas tienen en común un creciente interés y esperanza en el uso de la tecnología en sus distintos niveles como arma frente a la expansión de un virus que, en la actualidad, sigue resistiéndose a medicamentos y vacunas eficaces. Solo el tiempo podrá decir si el sistema cuaja y se implementa en toda la región. En ese caso, no sería descartable su uso para controlar otras epidemias con aún mayor número de afectados.

 Ainhoa Iriberri, para Ventana al Conocimiento
@airiberri

Publicaciones relacionadas

Comentarios sobre esta publicación

Escribe un comentario aquí…* (Máximo de 500 palabras)
El comentario no puede estar vacío
*Tu comentario será revisado antes de ser publicado
La comprobación captcha debe estar aprobada