Elaborado por Materia para OpenMind Recomendado por Materia
2
Inicio Por qué no podemos identificar el papel de internet en la Primavera Árabe
09 mayo 2014

Por qué no podemos identificar el papel de internet en la Primavera Árabe

Cambio | Globalización | Internet | Política | Redes sociales
Tiempo estimado de lectura Tiempo 2 de lectura

Por Evgeny Morozov

¿Por qué nos resulta tan difícil aceptar que la proliferación de tecnologías digitales pueda, dadas las condiciones políticas, económicas y sociales favorables, ayudar a un grupo de jóvenes altamente motivados a movilizar a sus seguidores y a divulgar sus protestas al tiempo que permite a aquellos en el poder, y sobre todo a la policía secreta, seguir más de cerca los movimientos de sus oponentes? O ¿por qué no podemos aceptar que, en ausencia de esas condiciones políticas, económicas y sociales favorables, es probable que quienes están en el poder usen esas mismas tecnologías en beneficio propio, ya sea para difundir propaganda, vigilar, acosar, censurar o espiar? ¿O que estas tecnologías digitales pueden estar desempeñando un papel importante a la hora de crear, por un lado, condiciones políticas, económicas y sociales favorables (amparando un mayor acceso a la información, creando puestos de trabajo o debilitando la autoridad dogmática) que hacen posible la democratización y, por otro, creando condiciones políticas, económicas y sociales (el debilitamiento de los partidos políticos oficiales, el aumento de la marginación de las clases bajas desconectadas o la capacidad de diseminar propaganda religiosa) que entorpecen dicha democratización? ¿Por qué al parecer no somos capaces de tener estas múltiples perspectivas de internet presentes al mismo tiempo?

A medida que prácticamente todas nuestras actividades sociales se digitalizan, resulta arrogante por nuestra parte esperar ser capaces, de alguna manera, de identificar cuál es el papel de internet en todo el proceso.

Lo que quiero decir con todo esto es que, a medida que prácticamente todas nuestras actividades sociales se digitalizan, resulta arrogante por nuestra parte esperar ser capaces, de alguna manera, de identificar cuál es el papel de internet en todo el proceso. Dadas la ubicuidad y el bajo coste tanto de la digitalización como de la conectividad, lo que llamamos «internet»— y aquí no me estoy refiriendo únicamente a ordenadores de mesa y portátiles y routers, sino también a smartphones y a Internet de las cosas y de los sensores baratos— está invadiendo hasta el último rincón de nuestra existencia. Esto de ninguna manera es algo malo en sí mismo. Diseñado y gobernado de manera apropiada, puede ser, de hecho, extremadamente liberador y un avance saludable para la democracia. Pero lo que necesitamos entender es que, una vez internet está en todas partes, una pregunta del tipo «¿Cuáles son las repercusiones políticas de internet?» pierde en gran medida su significado, en parte porque equivale a preguntar «¿Cuáles son las repercusiones políticas de todo?». Es posible que una supercomputadora gigante fuera capaz de contestar a esta pregunta; el problema es que todavía no la hemos inventado.

Lee más en el artículo de Evgeny Morozov Internet, la política y la política del debate sobre internet

Publicaciones relacionadas

Comentarios sobre esta publicación

Escribe un comentario aquí…* (Máximo de 500 palabras)
El comentario no puede estar vacío
*Tu comentario será revisado antes de ser publicado
La comprobación captcha debe estar aprobada