No estamos solos… ¿o sí?

Pocos temas generan más interés, sea en la comunidad científica o en la opinión pública. Y más cuando nos visitan los asteroides y meteoritos –uno pequeño, pero cuya explosión en Los Urales ha sido ampliamente redifundida vía Youtube, y uno grande– descubierto por un español, y que nos ha rozado a solo 27.000 kilómetros.

Desde Orson Wells y su Guerra de los mundos a Pandora y sus Na’vi de James Cameron (Avatar) pasando por ET de Steven Spielberg y sus Encuentros en la tercera fase o los Caballos De Troya de JJ. Benítez… la duda persiste. Y se resiste.

La lógica de las probabilidades nos dice que entre millones de galaxias, estrellas y planetas pudiéramos no ser el único lugar en el que el caldo primigenio catalizó la combinación de oligoelementos –oxígeno, nitrógeno, carbono, hidrógeno, azufre…– en una estructura lo bastante estable como para autoreplicarse y, con la dosis justa de rayos infrarrojos y ultravioletas, dar origen a la vida. La constatación empírica nos dice que no hemos encontrado a otros –obvio si viven a años luz o en la parte del universo que se expande en la otra dirección–, y la fe nos convierte en criaturas únicas a imagen y semejanza del creador omnímodo.

 No estamos solos... ¿o sí?

Hasta ahora solo podíamos alimentar la duda desde mentes calenturientas como la de Julio Verne o teorías “conspiranoicas”, triángulos de las Bermudas, dibujos de Nazca… pero ahora ya tenemos Twitter directo desde Marte. En vivo y en directo. Curiosity, la última sonda que está curioseando en el planeta rojo desde el agosto de 2012, comparte en 140 caracteres con su más 1,2 millones de seguidores sus descubrimientos. De momento, lo que parecen ser vestigios fósiles de bacterias.

¿Decepcionante o esperanzador? ¿Inquietante o previsible? Como en casi todo en la vida, depende de las expectativas que generan nuestro marco de referencia. Para los que esperaban algo tipo Encuentros en la tercera fase , o ET… la verdad es que unas bacterias fósiles les dejan un poco fríos. Para los que creen que todo lo que no salió del Arca de Noé no debería estar ahí… Houston, tenemos un problema.

¿Qué vida esperamos encontrar ahí fuera?

Lee la segunda parte de este post aquí

Nacho Villoch

Responsable de eventos y actividades, BBVA Innovation Center, Madrid (Spain)