Elaborado por Materia para OpenMind Recomendado por Materia
4
Inicio Más allá de Pokemon Go: cómo la realidad virtual va a revolucionar nuestra forma de jugar
25 abril 2017

Más allá de Pokemon Go: cómo la realidad virtual va a revolucionar nuestra forma de jugar

Futuro | Innovación | Tecnología
Tiempo estimado de lectura Tiempo 4 de lectura

En el verano de 2016 se desató una fiebre que afectó a millones de personas. Un videojuego provocó que jóvenes iraníes desafiaran las prohibiciones de su Gobierno; que decenas de personas en Nueva York abandonaran sus coches en la carretera, y que el Ejército francés destinara recursos para cartografiar criaturas virtuales. El culpable de esta epidemia fue Pokémon Go, una aplicación móvil que instalaron más de 100 millones de usuarios en todo el mundo solo en el primer mes.

El propósito del juego era coleccionar los 151 pokémones que se escondían en calles, plazas y parques. Se podían capturar hasta en el Pentágono y en la Casa Blanca. Los jugadores tenían que recorrer sus ciudades para encontrar criaturas virtuales. El mundo real se convirtió en terreno de juego. La realidad aumentada fue la encargada de fusionar con éxito estos dos universos. Esta tecnología y su complementaria, la realidad virtual, no se han conformado con Pokémon Go y han revolucionado por completo la forma de jugar.

Pokémon Go ha convertido el mundo real en escenario de juego. Crédito: Penn State/Flickr

Niantic, la compañía que ha desarrollado el videojuego, y Nintendo, quien tiene parte de los derechos de Pokémon, subieron en bolsa hasta un 76% en los primeros días del lanzamiento del juego e ingresaron 200 millones de dólares solo en el primer mes. Su éxito puso de manifiesto el interés de los usuarios por jugar en otras realidades. “Fenómenos como Pokémon Go son lo que se conocen como killer apps, aplicaciones que consiguen extenderse más allá de unos pocos usuarios para ser algo masivo. Este tipo de aplicaciones son fundamentales para acercar nuevas tecnologías al gran público”, explica a OpenMind Fernando Gómez, profesor de realidad virtual y realidad aumentada en IED Madrid.

Inmersión en otra realidad

Pero este fenómeno va más allá de la burbuja de Pokémon Go, que se desinfló a los pocos meses. Sería tratar de medir un iceberg solo por su parte visible. “La realidad virtual y aumentada han cambiado el paradigma del gaming [mercado del videojuego]. La experiencia de juego involucra ahora el uso del cuerpo, la interacción, la entrada en un mundo virtual, la inmersión en otra realidad”, describe a OpenMind Juan Manuel Martín Castillo, director de marketing de NVIDIA Iberia, multinacional de tarjetas gráficas y procesamiento.

3_Pokemon-Go
La realidad virtual permite viajar a otros mundos desde el salón de casa. Crédito: Sergey Galyonkin/Flickr

Los expertos reconocen que todavía es pronto para conocer el verdadero efecto que van a tener estas tecnologías, pero sí admiten que el impacto es ya “innegable”. Las grandes compañías tecnológicas llevan apostando por la realidad virtual y aumentada desde 2015, lo que da otra pista sobre la relevancia que están adquiriendo estas tendencias. Google ha creado su plataforma de realidad virtual (Daydream) y Samsung y Amazon sus propias gafas (Gear VR y Oculus, respectivamente). Facebook, en su conferencia de desarrolladores de 2017, ha consolidado su apuesta por la realidad aumentada. Mark Zuckerberg, fundador y CEO de la red social, ha confirmado el propósito de la compañía: que el mundo real se funda con lo que se ve a través de móvil.

Infinitas posibilidades de juego

“¿Cuántos de nosotros podríamos ir a escalar el Everest? Seguramente ninguno. Ahora, todos podemos hacerlo, desde el salón de nuestra casa, gracias a la realidad virtual”, sostuvo Brian Krzanich, CEO de Intel, en su conferencia en el CES 2017 de Las Vegas. Las posibilidades de juego parecen infinitas. Puedes estar saltando en parapente en el Gran Cañón de Colorado y al minuto siguiente haciendo equilibrio, un pie detrás de otro, entre los rascacielos de Nueva York. Y, ahora, de repente estás rodeado de zombies sangrientos que se acercan poco a poco hacia ti.

“Es posible cumplir todas las fantasías gamer: viajes a mundos fantásticos, juegos de rol o conseguir superpoderes”, describe Gómez, que también es director de Tecnología del estudio de realidad virtual Isostopy. “Además se juega de forma mucho más intensa, sin la protección que brinda estar detrás de un monitor. Ahora no se emplea solamente un ratón y un teclado, el usuario debe usar todo su cuerpo”.

Las grandes compañías tecnológicas están apostando por la realidad virtual y aumentada. Crédito: Oculus Rift/Wikimedia Commons

Pero el futuro no se va a quedar ahí. Grandes tecnológicas como Intel, antes especializada en procesadores, han cogido ya la próxima gran ola: la realidad mixta, una mezcla entre aumentada y virtual. Con esta nueva tecnología, los elementos de la realidad no se pueden distinguir de los digitales. Los muebles de la habitación en la que está el jugador se integran en el videojuego. Así, si este trata de naves espaciales —como el desarrollado por Intel— estos elementos se mimetizan con el entorno y pueden parecer compuertas o cajas de mandos. Debes evitarlos o utilizarlos, pero tu casa ya forma parte de una lejana galaxia.

Estas tecnologías, especialmente la realidad virtual, fueron desarrolladas directamente con el mundo de los videojuegos en mente —como explica Gómez—, pero sus aplicaciones han desbordado los límites del gaming. “Están surgiendo experiencias virtuales enfocadas al aprendizaje, al tratamiento de fobias y traumas, o a la meditación”, describe. El entretenimiento en otra realidad también puede convertirse en una terapia para el usuario.

Por Beatriz Guillén para Ventana al Conocimiento

@BeaGTorres

Comentarios sobre esta publicación

Escribe un comentario aquí…* (Máximo de 500 palabras)
El comentario no puede estar vacío
*Tu comentario será revisado antes de ser publicado
La comprobación captcha debe estar aprobada