Elaborado por Materia para OpenMind Recomendado por Materia
5
Inicio Los volcanes más peligrosos del mundo
06 julio 2018

Los volcanes más peligrosos del mundo

Catástrofes naturales | Medio ambiente | Recursos Naturales
Tiempo estimado de lectura Tiempo 5 de lectura

Las recientes erupciones del volcán Kilauea en Hawái (EEUU) y del Volcán de Fuego en Guatemala han sido los últimos recordatorios de que vivimos sobre un planeta geológicamente vivo. También son dos muestras de que el riesgo representado por estos episodios puede variar enormemente, no solo por las características propias de cada erupción, sino también por la vulnerabilidad de la población y la capacidad de respuesta de las autoridades.

Pero sin duda, uno de los factores más preocupantes ante futuras erupciones es el hecho de que millones de personas viven en zonas potencialmente amenazadas por volcanes activos. Aunque es imposible anticipar dónde ocurrirá la próxima erupción, estos son actualmente algunos de los volcanes más peligrosos del planeta.

Vesubio y Campos Flégreos (Italia)

El único volcán activo en la Europa continental fue el protagonista de una de las erupciones más conocidas de la historia, la que en el año 79 destruyó las ciudades romanas de Pompeya y Herculano, junto con otros asentamientos. Hoy, hasta seis millones de personas viven en la ciudad de Nápoles y sus alrededores, y cada año infinidad de visitantes se acercan a contemplar los vestigios del histórico desastre.

Junto con la cercana caldera de Campos Flégreos —parcialmente sumergida en el mar— y otros volcanes de la región, el Vesubio es el resultado de la colisión de las placas tectónicas africana y euroasiática. Sus erupciones han sido muy numerosas en los últimos siglos y de especial violencia por ser del tipo pliniano, que lanza densas columnas de gas, ceniza y roca a la estratosfera.

La ciudad de Nápoles y el Vesubio. Fuente: Wikimedia

Aunque los expertos suelen señalar que una nueva catástrofe vesubiana —la última erupción fue en 1944— podría convertir a Nápoles en una segunda Pompeya, también estiman que los avisos previos en forma de seísmos permitirían una evacuación anticipada.

Taal (Filipinas)

A unos 50 kilómetros de Manila, la capital de Filipinas, se sitúa la pintoresca caldera de Taal, ocupada por un lago con una isla en su interior. Bajo esta apacible fachada se esconde un volcán compuesto por varios focos que desde 1572 ha entrado en erupción en 33 ocasiones, la última en 1977. En su haber se cuenta una erupción de nivel 6 (o “colosal”) en el Índice de Explosividad Volcánica (IEV), una escala abierta que en tiempos históricos ha alcanzado un máximo de 7.

Foto aerea del volcán Taal, tomada desde un vuelo de Manila a la ciudad de Dumaguete. Crédito: TheCoffee (Mike Gonzalez)

El volcán de Taal se encuentra estrechamente vigilado por las autoridades filipinas, ya que una erupción de gran magnitud podría afectar a más de 12 millones de personas en el área metropolitana de Manila.

Krakatoa (Indonesia)

El 27 de agosto de 1883 cuatro inmensas explosiones —que pudieron escucharse hasta a 5.000 kilómetros de distancia— destruyeron casi las tres cuartas partes del archipiélago de Krakatoa (o Krakatau), en la actual Indonesia. Los tsunamis generados costaron la vida a más de 36.000 personas. La erupción del Krakatoa liberó una energía 13.000 veces mayor que la bomba atómica de Hiroshima.

En 1927, la actividad volcánica creó una nueva isla, Anak Krakatau (Hijo de Krakatoa), que crece a un promedio de casi siete metros al año. Desde 1994 se encuentra en una fase eruptiva, exacerbada en 2007 y que en marzo de 2017 ha dado el último aviso hasta la fecha.

Aún es una incógnita si un cataclismo como el de 1883 podría repetirse, pero la ubicación de Krakatoa entre Java y Sumatra, islas que suman una población de casi 200 millones de habitantes, sugiere que los efectos de un nuevo gran tsunami serían devastadores.

Merapi (Indonesia)

Sin necesidad de mirar hacia el Krakatoa, los habitantes de Java tienen otra amenaza más cercana en el volcán Merapi, ubicado en el centro de la isla. Considerado el volcán más activo de Indonesia, se encuentra en erupción casi continua desde el siglo XVI, con el episodio más reciente en mayo de 2018.

El volcán Merapi es el más activo de Indonesia. Crédito: werner22brigitte

La actividad del volcán mantiene en estado de vigilancia a los más de tres millones de habitantes de la cercana ciudad de Yogyakarta y sus alrededores, pero quienes tienen más motivos para la inquietud son los miles de aldeanos que viven en sus faldas; sobre todo por la notable costumbre del Merapi de erupcionar con flujos piroclásticos, avalanchas de gas ardiente y material volcánico que descienden arrasando las laderas a cientos de kilómetros por hora.

Popocatépetl (México)


El volcán más activo de México suele figurar entre las mayores preocupaciones de los vulcanólogos, sobre todo por dos motivos: su actividad regular, que comenzó a manifestarse de nuevo en 1994 (tras casi medio siglo de silencio) y que desde entonces ocasiona frecuentes explosiones; y los escasos 70 kilómetros que lo separan de los 20 millones de habitantes de Ciudad de México. La “montaña humeante” —el significado de su nombre en la lengua azteca náhuatl— perdió sus últimos glaciares en 2001 por el calentamiento debido a la actividad volcánica.

Cumbre Vieja (Islas Canarias, España)

Foto satélite de la Caldera de Taburiente y Cumbre Vieja, en La Palma. Crédito: Analysis Laboratory, NASA Johnson Space Center.

Las islas Canarias tienen en su volcanismo activo uno de sus grandes recursos turísticos, con el añadido de que las erupciones más recientes —como la del Teneguía en la isla de La Palma en 1971 y la submarina de El Hierro en 2011— no han puesto en peligro vidas humanas. Pero desde hace unos años preocupa a algunos vulcanólogos la posibilidad de una erupción masiva en el volcán de Cumbre Vieja, en La Palma — que en realidad es el mismo que el Teneguía, con distintos conos—, que podría originar el desplome de toda la cara oeste y levantar un megatsunami que cruzaría el Atlántico y arrasaría la costa este americana. Sin embargo, se trata de un escenario hipotético controvertido que otros expertos consideran altamente improbable.

 

Javier Yanes

@yanes68

Publicaciones relacionadas

Comentarios sobre esta publicación

Escribe un comentario aquí…* (Máximo de 500 palabras)
El comentario no puede estar vacío
*Tu comentario será revisado antes de ser publicado
La comprobación captcha debe estar aprobada