Los límites no resueltos de Europa y los nuevos poderes mundiales

Reino Unido

John Peet examina en su artículo la polémica relación de Reino Unido con la Unión Europea. Sin duda, es el país miembro más reacio y que más se queja sobre política agraria, normativa, presupuesto… ¿Por qué esa actitud? En los años 50, los británicos se consideraban a sí mismos una potencia mundial, y no una nación europea más. Por lo tanto, han entendido siempre la relación con la UE como un intercambio transaccional en términos de costes y beneficios. ¿Conseguirá el referéndum previsto para 2016 que los británicos sean miembros más convencidos de la UE?

Asia

Aunque Europa y Asia están alejadas sobre el mapa, lo cierto es que su mutua dependencia comercial las mantiene inevitablemente unidas.Thomas Christiansen describe en su artículo la naturaleza de esta relación y los obstáculos que ha tenido que superar y, además, defiende que la relación Asia-Europa cuenta con una sólida base que continuará fortaleciéndose en el tiempo.

bbva-openmind-europa-b3-2

Redistribución del poder económico global. Fuente: Fondo Monetario Internacional

Turquía

Daron AcemogluMurat Üçer discuten en su artículo la evolución del crecimiento económico turco, marcando como punto de inflexión el año 2007 ¿tiene esto que ver con el retroceso cualitativo de las instituciones económicas? Los autores sostienen que el propio retroceso institucional es consecuencia de un giro de la situación política. ¿Cómo ha influido la tutela de la UE y el posterior desmoronamiento de las relaciones de los turcos con la Unión? 

Rusia

¿Cuál es el lugar de Rusia en Europa? La ambivalencia de los rusos ha formado parte de su identidad a lo largo de la historia pero, ¿su lugar está en oriente, o en occidente? Orlando Figes explica en su artículo cómo su propia situación geográfica ha llevado a los rusos a desarrollar una posición de inseguridad y resentimiento hacia Europa, que ha caracterizado la conciencia nacional rusa durante mucho tiempo.

Los desafíos exteriores de Europa

El mundo se desplaza hacia Oriente y Europa ya no es el centro, según explica Javier Solana en su artículo. Los estados miembros no pueden competir en solitario con las grandes potencias emergentes: la Unión es la única vía para que los europeos participen en el juego geopolítico. Las fronteras de la UE también apremian esa necesidad de una política exterior comunitaria: todos los miembros han de implicarse, dejando de lado intereses particulares.

Dory Gascueña para OpenMind

@dorygascu