Elaborado por Materia para OpenMind Recomendado por Materia
4
Inicio Los éxitos tecnológicos de 2017
18 diciembre 2017

Los éxitos tecnológicos de 2017

Digitalización | Dispositivos | Informática | Innovación | Tecnología
Tiempo estimado de lectura Tiempo 4 de lectura

La inteligencia artificial ya prescinde del conocimiento humano y aprende sola a hacerse invencible. El ser humano, sin embargo, sigue valiéndose de la tecnología para superar barreras, como el uso de la bioimpresión en 3D para crear una medicina de precisión, o realizar los sueños más ambiciosos, como llegar a otros planetas a través de los cohetes más potentes jamás creados. Repasamos los grandes avances tecnológicos del año que termina.

Inteligencia artificial DeepMind

El año pasado, un programa de Google DeepMind hizo historia al derrotar a Lee Sedol, uno de los mejores jugadores humanos de Go, una especie de ajedrez oriental considerado tan complejo como la mente humana —las fichas se pueden disponer en el tablero en más combinaciones distintas que la cantidad de átomos en el universo—. En 2017, la tecnología ha ido más allá y una nueva versión, denominada AlphaGo, cuenta con un algoritmo capaz de entrenarse a sí mismo y hacerse imbatible.

Mientras que el programa original se había entrenado con el análisis de millones de movimientos de partidas entre humanos, la nueva versión utiliza una red neuronal de aprendizaje por refuerzo. Es decir, la máquina juega sola y se enseña a sí misma hasta alcanzar una capacidad muy por encima de sus primeras versiones.

AlphaGo descubrió tácticas y movimientos utilizados por humanos durante miles de años. Crédito: DeepMind

Los desarrolladores del AlphaGo describen que, de forma intuitiva, la máquina descubrió tácticas y movimientos utilizados por humanos durante miles de años, pero también desarrolló sola otras estrategias desconocidas y más eficientes.  “Es posible entrenar [una máquina] a un nivel sobrehumano, sin ejemplos humanos ni orientación”, afirman.

Reconocimiento facial

Face++ ha creado este año un software de reconocimiento facial que identifica y monitorea los movimientos faciales de cada usuario. Fuente: Pinterest

En China, uno ya puede realizar pagos utilizando la propia cara. La startup Face++ ha creado este año un software de reconocimiento facial que identifica y monitorea los movimientos faciales de cada usuario y que ya se utiliza en diferentes aplicaciones para realizar transferencias bancarias o para comprobar que un conductor de servicios de transporte tiene carné de conducir. La policía del país lo utiliza para identificar criminales en vídeos grabados por cámaras de seguridad.

Desarrollada en 1960, esa tecnología se ha popularizado en 2017 de la mano de compañías como Face++ y FaceTech y de los smartphones. Apple la ha utilizado para crear el desbloqueo facial, el cambio más importante de su nuevo modelo, el iPhoneX. El llamado Face ID utiliza aprendizaje automático para crear una especie de mapa en tres dimensiones de la faz del usuario y es capaz de detectar los cambios en su cara del usuario con el paso del tiempo, como el uso de gafas o un nuevo corte de pelo.

La consagración de los smartphones

Además de los ya esperados lanzamientos de Apple, que también estrenó el iPhone 8, el mercado de la telefonía móvil ha recibido este año el Galaxy S8, con el que Samsung resurgió de las cenizas tras el batacazo del Galaxy S7 —modelo que se incendiaba repentinamente— en 2016. La nueva terminal cuenta con una pantalla que ocupa prácticamente todo el frontal y su principal novedad es Bixby, un asistente virtual que promete realizar tareas más complejas que su competencia, Siri.

Pixel 2 y Pixel 2 XL son los primeros smartphones diseñados y desarrollados por Google. Crédito: Google

La gran sorpresa de 2017 fue, sin embargo, el lanzamiento de Pixel 2 y Pixel 2 XL, los primeros smartphones diseñados y desarrollados por Google, ambos con inteligencia artificial. A diferencia de los demás, esos móviles cuentan con una única cámara dotada de sensores e IA para mejorar contraste, estabilización y reconocimiento de objetos, que es capaz de decir al usuario la raza de un perro o de que año es un monumento que tenga delante. Como han afirmado sus desarrolladores, 2017 ha confirmado que el móvil sigue siendo el futuro.

Cohetes al planeta rojo

SpaceX, la compañía que se ha propuesto hacer realidad el sueño del turismo espacial, ha hecho historia este año con el relanzamiento de su cohete Falcón 9. El vuelo del pasado 31 de marzo marcó la primera vez que un solo cohete ha sido reutilizado para múltiples misiones, un paso importante para abaratar los costes de los viajes espaciales y, así, hacerlos más rentables.

Simulación del lanzamiento del Falcon Heavy. Crédito: SpaceX

La compañía ha anunciado para principios de 2018 el lanzamiento del Falcon Heavy, que pretende ser el cohete más potente en servicio. La pieza de 70 metros de altura, 28 motores y con capacidad para transportar cerca de 63 toneladas de peso, equivale a tres Falcon 9 y pretende transportar miles de toneladas de satélites, una nave espacial solar y, finalmente, dos turistas lunares. El éxito en esas primeras misiones demostrará si ese es el cohete con la potencia, la fiabilidad y el precio necesarios para llevar humanos a Marte.

El futuro impreso en 3D

Antes de realizar una cirugía, especialistas del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla imprimen en 3D réplicas del corazón de cada paciente, que es único e irrepetible, para estudiarlo. Los médicos utilizan la Witbox 2, una impresora creada por la compañía BQ, y que es solo uno de los ejemplos de cómo esa tecnología puede revolucionar la medicina en los próximos años.

Witbox 2 imprime en 3D réplicas del corazón de cada paciente. Crédito: BQ

El equipo pediátrico del Hospital Sant Joan de Déu, en Barcelona, utiliza una tecnología similar para imprimir réplicas de tumores en 3D y ensayar las operaciones con más riesgo para los niños.

Y el pasado mayo, un grupo de investigadoras utilizó gelatina como tinta para imprimir ovarios artificiales que, una vez implantado en hembras de ratón esterilizadas, permitieron el funcionamiento normal del proceso reproductor. La llamada bioimpresión ha entrado definitivamente en la carrera hacia la medicina de precisión.

Joana Oliveira

@joanaoliv

Publicaciones relacionadas

Comentarios sobre esta publicación

Escribe un comentario aquí…* (Máximo de 500 palabras)
El comentario no puede estar vacío
*Tu comentario será revisado antes de ser publicado
La comprobación captcha debe estar aprobada