La era de la perplejidad: repensar el mundo que conocíamos

La revolución tecnológica que estamos viviendo —la más acelerada de la historia— está generando transformaciones que afectan al futuro de la humanidad. Las que parecían constantes fundamentales de la especie humana: sus capacidades físicas y mentales, su longevidad… etc., están ahora por definirse. Todo esto ha abierto lo que este libro denomina una «era de la perplejidad», ante cambios para los que no disponemos de guías ni menos aún de recetas para actuar.

El impacto de la globalización, del avance tecnológico y de la inseguridad que estos generan se refleja en las decisiones de las personas y en el rumbo que está tomando nuestra sociedad. Un rumbo que va a determinar nuestro futuro, en el sentido de hacernos más o menos capaces de afrontar los retos y aprovechar las oportunidades que nos ofrece el avance científico y tecnológico.

En este libro se desarrollan los grandes temas generales y se analizan los cambios que la computación y la mayor disponibilidad de información introducen en nuestras formas de percibir y entender las cosas y en los imaginarios sociales, que marcan nuestra actitud y nuestra reacción ante los acontecimientos a los que asistimos.

Todo esto subyace a los cambios que observamos en la política, con el surgimiento de movimientos populistas o, más en general, la falta de compromiso o la desafección para con las instituciones políticas y los valores que sustentan las democracias actuales. En estos fenómenos desempeñan un papel clave los nuevos medios de comunicación digitales, las nuevas formas de activismo político digital y el auge de movimientos que cuestionan de forma radical el paradigma económico y político dominante.

En el plano supranacional y geopolítico se abordan la importancia de incorporar un enfoque feminista a las relaciones internacionales (al igual, por supuesto, que a todas las esferas de la actividad humana), las nuevas formas de guerra, el reto geopolítico del complejo y diverso ámbito arabomusulmán, el fin de la breve época del mundo unipolar, con el surgimiento de poderes que cuestionan la hegemonía de Estados Unidos, entre los que destaca China, o el papel futuro de Latinoamérica en el ámbito global.

Las cuestiones económicas están en la base de la perplejidad, la inseguridad y el descontento actuales. Por lo que en este libro se discuten también el impacto de la globalización y del cambio tecnológico sobre el crecimiento, el Estado de bienestar y, sobre todo, el empleo.

A partir de este análisis pueden plantearse las políticas económicas y las formas de organización más adecuadas para aprovechar al máximo las potencialidades de la revolución digital y minimizar los riesgos de que se hagan realidad los temores de una sociedad cada vez más desigual, con multitud de empleos en los que las personas se han visto desplazadas por máquinas y en que incluso pierden el control de las decisiones, individuales o colectivas.

Seguramente, esta revolución tecnológica exigirá un proceso de transición complejo; pero también tenemos ante nosotros grandes oportunidades para atender mejor las necesidades y demandas de las personas: más crecimiento y empleo y más riqueza, mejor distribuida. Y, sobre esta base, una vida más rica y plena para el conjunto de la humanidad.

Todos los artículos del libro