Elaborado por Materia para OpenMind Recomendado por Materia
4
Inicio Las ventajas de un cerebro bilingüe
26 abril 2018

Las ventajas de un cerebro bilingüe

Cerebro | Cuerpo humano | Investigación | Lenguaje
Tiempo estimado de lectura Tiempo 4 de lectura

Alrededor de la mitad de la población habla dos idiomas a la perfección. Además de las ventajas a la hora de viajar a otros países o conseguir un puesto de trabajo, las personas bilingües tienen mejores habilidades como la memoria o la atención. Investigaciones recientes muestran que su cerebro retrasa los síntomas de la demencia e incluso les permite recuperarse mejor tras un ictus.

En lo que se refiere a la memoria, con el cálculo mental o al comprender un texto utilizamos la llamada memoria de trabajo, que está relacionada con el almacenamiento temporal de la información y su procesamiento. Esta capacidad se desarrolla durante la infancia.

Según una investigación de las universidades de York (Canadá) y Granada, los niños bilingües de entre cinco y siete años que participaron en el estudio realizaron mejor que los monolingües las tareas que implicaban utilizar esta memoria. Además, esta habilidad beneficiaba al desarrollo de otras funciones ejecutivas, sobre todo cuando interactuaban entre sí.

Otros trabajos también han analizado el desarrollo de estas funciones pero teniendo en cuenta el nivel de ingresos familiares de los menores.

Los estudiantes bilingües tienen ventajas cognitivas comparados con los monolingües. Crédito: Hepingting.

Pascale Engel de Abreu, directora del grupo de Lenguaje y Desarrollo Cognitivo de la Universidad de Luxemburgo, participó en una investigación en la que compararon diferentes habilidades cognitivas de ochenta estudiantes de segundo curso, todos de familias de bajos ingresos. La mitad de los niños vivían en Luxemburgo y hablaban tanto luxemburgués como portugués, mientras que el resto residía en Portugal y usaba solo el portugués.

 

Como explica Engel de Abreu a OpenMind, los estudiantes bilingües mostraron ventajas cognitivas comparados con los monolingües. Estas habilidades se centraban en las funciones ejecutivas, “especialmente en tareas que aprovechan la resolución cognitiva de conflictos”, añade.

Aunque los estudiantes que dominaban dos lenguas conocían menos palabras que sus compañeros monolingües, realizaron mejor las tareas de control, es decir, las que requerían una atención selectiva y eliminar interferencias.

Retrasa la demencia

Junto a una mejor atención y memoria, hablar dos idiomas también parece ser beneficioso cuando se desarrolla demencia. “Los síntomas se retrasan en personas que han sido bilingües de por vida”, indica a OpenMind Ellen Bialystok, catedrática de investigación Walter Gordon York en Desarrollo Cognitivo y Esperanza de Vida de la Universidad de York (Canadá).

En una investigación en la que la catedrática y su equipo revisaron estudios de neuroimagen y comportamiento que analizaban el bilingüismo en la edad adulta, los científicos concluyeron que dominar dos lenguas protege contra el deterioro cognitivo al mejorar la reserva cognitiva.

Este concepto se refiere al efecto protector de la actividad mental y física realizada a lo largo de la vida de cara a un envejecimiento saludable. Según algunos estudios, el bilingüismo puede retrasar la aparición de síntomas en personas que sufren demencia algo más de cuatro años.

“Nos referimos a actividades que podemos practicar para mantener nuestros cerebros y mentes saludables como la música, los grupos sociales, el ejercicio… El bilingüismo es una de esas experiencias”, detalla Bialystok.

No obstante, la investigadora recalca que dominar varias lenguas no previene la demencia sino que, por lo que parece, las personas bilingües viven con la enfermedad antes de que los síntomas se vuelvan evidentes e interfieran con su independencia.

Mejora la recuperación de un ictus

El bilingüismo también parece ser beneficioso cuando una persona sufre un accidente cerebrovascular, los conocidos como ictus. Las personas que hablan varios idiomas tienen el doble de probabilidades de recuperar sus funciones cognitivas normales tras un ataque de este tipo en comparación con quienes solo hablan uno.

En los hemisferios cerebrales izquierdo y derecho, los datos funcionales y estructurales indican que los correlatos neurales del bilingüismo se observan en los lóbulos frontales. Crédito: Ellen Bialystok et al.

Así lo reveló un estudio internacional en el que los investigadores analizaron los casos de 608 pacientes del Instituto de Ciencias Médicas de Nizam (India) que habían sufrido un ictus. Pasado el ataque, el 40,5% de los bilingües recuperaron una cognición normal, en comparación con un 19,6% de los monolingües.

En vista de estos resultados los autores apuntan que dominar dos idiomas mejora la recuperación cerebral después del accidente y que esta ventaja podría estar relacionada con una mejor reserva cognitiva.

La huella cerebral

Todas estas habilidades extra tienen su reflejo en el cerebro. Los lóbulos frontales, responsables de las funciones ejecutivas, son las regiones más relacionadas con el bilingüismo. Un estudio de la Universidad de Washington (EEUU) realizado en bebés de once meses de familias bilingües (castellano e inglés) y monolingües (solo inglés) reveló diferencias en estas áreas.

 Los bebés criados en hogares bilingües muestran una actividad cerebral asociada con el funcionamiento ejecutivo desde los once meses de edad. Crédito: Instituto de Aprendizaje y Ciencias del Cerebro, Universidad de Washington.

Con imágenes del cerebro, los investigadores analizaron cómo respondían determinadas regiones de los párvulos a sonidos en castellano y en inglés. Las cortezas prefrontal y orbitofrontal (dos áreas del lóbulo frontal) tuvieron respuestas más intensas en los bebés bilingües comparados con los que solo escuchaban y hablaban un idioma.

Otros estudios han mostrado que la materia gris es más densa en las regiones parietales inferiores izquierdas de la corteza cerebral en las personas que hablan dos idiomas. Además, el bilingüismo se asocia con un mejor mantenimiento de la materia blanca durante el envejecimiento.

“Los bilingües han desarrollado diferentes regiones del cerebro para realizar tareas respecto a las que utilizan los monolingües”, resume Bialystok. Lo que sigue siendo un misterio es de qué forma estos cambios en el ‘cableado’ cerebral mejoran el rendimiento y la reserva cognitiva de las personas que hablan dos idiomas. Un enigma más de estas mentes privilegiadas.

Laura Chaparro

@laura_chaparro

Publicaciones relacionadas

Comentarios sobre esta publicación

Escribe un comentario aquí…* (Máximo de 500 palabras)
El comentario no puede estar vacío
*Tu comentario será revisado antes de ser publicado
La comprobación captcha debe estar aprobada