Elaborado por Materia para OpenMind Recomendado por Materia
5
Inicio Las cinco innovaciones más impresionantes del Mundial de Brasil
30 junio 2014

Las cinco innovaciones más impresionantes del Mundial de Brasil

Innovación | Salud | Tecnología
Tiempo estimado de lectura Tiempo 5 de lectura

1- Un sistema pionero para predecir el riesgo de epidemias en grandes eventos

Para el Mundial de Brasil se ha desarrollado un sistema inédito capaz de adelantar con tres meses de antelación el riesgo de epidemia de dengue que podría afectar a este evento global que congrega a millones de personas durante un mes en un puñado de ciudades. Los aficionados que acuden a Brasil a seguir los encuentros están expuestos a que un mosquito, el Aedes aegypti, les inocule uno de los cuatro virus que provocan la enfermedad. Se trata de un sistema puesto en práctica por un equipo español de científicos, del barcelonés Institut Català de Ciències del Clima (IC3), desarrollado en colaboración con las autoridades sanitarias brasileñas, sirviéndose de un modelo que cruza valores climáticos con factores epidemiológicos y sobre el estado del mosquito para adelantar si las condiciones serán propicias para que se disemine esta enfermedad.

“Es la primera vez que se hace un pronóstico en tiempo real para un evento concreto y localizado de este tipo, y es algo que ha sido fundamental para apoyar las decisiones del Gobierno de Brasil para ayudar a erradicar el mosquito en los lugares de riesgo”, explica Rachel Lowe, investigadora del IC3 y una de las responsables del sistema. El modelo del que se sirven podría ajustarse para responder a distintas condiciones meteorológicas, climáticas y epidemiológicas para adaptarse a futuribles eventos masivos que se enfrenten a otro tipo de riesgos de epidemia.

2- El exoesqueleto que se controla con la mente

Por primera vez, el foco de la inauguración de un Mundial no se centró únicamente en deportistas, cantantes y folclores locales, dejando un hueco para la ciencia. Debía haber sido mayor, según estaba anunciado: el saque inicial correría a cargo de un joven parapléjico que se levantaría ante el público y andaría hasta el balón, al que daría el puntapié de honor. Finalmente, tuvo mucho menos protagonismo del esperado, y el ejercicio no se pudo realizar de forma tan ambiciosa. Eso sí, el experimento permitió demostrar al mundo entero la vanguardia en la que están trabajando algunos de los mejores neurocientíficos del mundo.

Aspecto del esoesqueleto en el laboratorio. / Ministerio de Deportes de Brasil

Es el caso del investigador brasileño Miguel Nicolelis, que trabaja en la Universidad Duke, que con el proyecto Walk Again quería visualizar su trabajo, que ya había probado en monos, y la pujanza de la ciencia made in Brazil. El exoesqueleto, que emula el sistema nervioso humano, es un aparato de unos 70 kilos y casi 1,80 metros que conecta el cerebro con los mecanismos que sirven de articulaciones: en el momento en que el usuario piensa en levantarse, los electrodos que lleva en su cabeza transmiten la orden al ordenador del sistema, que identifica la señal emitida y acciona el robot. Una gran esperanza frente a la discapacidad.

3- Medicina 2.0

La medicina deportiva ya no es lo que era y tanto las nuevas tecnologías como los avances en biomedicina están incorporándose poco a poco en el cuidado de la salud y el rendimiento de los jugadores. En este Mundial estará plenamente desarrollado el llamado pasaporte biológico para combatir el dopaje que trae de cabeza a las autoridades deportivas. Este pasaporte se completa tomando una serie de muestras de orina y de sangre que sirven para establecer los parámetros en los que se mueve habitualmente el jugador, qué valores suele marcar en los registros que se estudian para decidir si un deportista se dopa o no. Así, al llegas los controles durante el Mundial, es mucho má sencillo determinar si hay algo raro, cuando un futbolista marca niveles extraños con respecto a los suyos.

Por otro lado, la tecnología también hace su aportación y ya habrá jugadores analizando su estado físico vía aplicaciones. Es el caso de los seleccionados de Australia, que usarán una app para mantenerse al día de su estado, a la vez que informan a sus servicios médicos de la calidad de su sueño o sus sensaciones musculares.

4- Ultra alta definición

A mediados de marzo se puso en órbita el satélite Amazonas-4A, un aparato de la firma española Hispasat que Brasil estaba demandando para poder emitir una señal de los partidos en las mejores condiciones de última generación. El cohete europeo Ariane 5 lanzó desde Kurú (Guayana francesa) este aparato que sirve para dar cobertura a los importantes eventos que allí se darán, tanto el Mundial de fútbol como los Juegos de Río, y con el que incorporan en la región sudamericana servicios punteros como la televisión de alta definición 4K.

El satélite Amazonas-4A, una pieza clave para mejorar la señal de los partidos. / Hispasat

No es una tecnología que sea accesible para muchos en estos momentos, pero también hubo una primera vez para el HD. Con esta tecnología 4K, que tiene una definición que cuadruplica la actual HD, podrán verse tres partidos, incluida la final.

5- El fin de los goles fantasma

El 15 de junio de 2014 pasará a la historia (tecnológica) de los mundiales de fútbol. Ese día, finalmente, quedaron desterrados los goles fantasma. El delantero francés Karim Benzema chutó, el balón dio en el poste, rebotó en el portero hondureño Valladares y el balón pareció colarse en la portería, más allá de la línea, pero el brazo del guardameta no dejaba verlo con claridad. El árbitro Sandri Ricci no tuvo que sudar para tomar una decisión, que le ofreció con sencillez la tecnología. Su reloj de pulsera recibió de inmediato un mensaje: “Goal”.

GoalControl: Recreación del sistema para detectar goles aprobado por la FIFA. / GoalControl

Después de mucho debate y polémica, en 2012 la FIFA reconoció que era el momento de la tecnología, y comenzó un selectivo proceso para determinar cuál sería el mejor sistema para determinar de inmediato si el balón cruzaba la línea de meta. Finalmente se optó por el método de “ojo de halcón” que proporciona el sistema germano GoalControl, que reparte 14 cámaras en cada campo, siete mirando a cada portería, para determinar si el balón rebasó la línea.

Ventana al Conocimiento

Publicaciones relacionadas

Comentarios sobre esta publicación

Escribe un comentario aquí…* (Máximo de 500 palabras)
El comentario no puede estar vacío
*Tu comentario será revisado antes de ser publicado
La comprobación captcha debe estar aprobada