Elaborado por Materia para OpenMind Recomendado por Materia
5
Inicio La tecnología que viene en 2015: un análisis realista
23 enero 2015

La tecnología que viene en 2015: un análisis realista

Desarrollo | Dispositivos | Futuro | Innovación | Mundo digital | Tecnología
Tiempo estimado de lectura Tiempo 5 de lectura

En el 2015 de “Regreso al futuro II” había coches voladores y ropa que se autosecaba. Y ahora que ese futuro ya es presente y es real, 2015 ha arrancado con una feria tecnológica (el CES de Las Vegas), plagada de inventos tan propios de aquella película de ciencia ficción como de los dibujos animados de “Los Supersónicos”: los fabricantes intentan seducir a los consumidores con pulseras inteligentes, robots, gigantescos televisores curvados, drones, electrodomésticos controlados desde la oficina o impresoras de comida. Ante ese rosario de gadgets futuristas,  ‘Ventana al Conocimiento’ ofrece un análisis realista de las tecnologías que marcarán tendencia en este 2015 y aportarán novedades útiles para el gran público.

¿El año de los ‘wearables’?

“Tecnología para llevar puesta”: ropa y complementos inteligentes, como pulseras y relojes, son la gran esperanza de las firmas tecnológicas para conquistar un nuevo mercado, más allá del smartphone. En la reciente feria CES 2015 se presentaron multitud de modelos de smartwatch, que buscan su hueco ofreciendo una vida más cómoda y sana. Se presentan como el complemento ideal para hacer deporte, monitorizar la salud o el sueño, pagar más rápido en las tiendas o simplemente para tener un día a día más activo.

Con estos buenos propósitos, ningún fabricante ha logrado enganchar al gran público al carro del reloj inteligente. Cada año se presentan innovaciones pero sigue siendo un producto solo para geeks (entusiastas tecnológicos). ¿Por qué puede ser diferente en 2015? En primer lugar, la empresa francesa Withings ha presentado una innovación que no lo parece. Por fuera es un reloj convencional; dentro lleva unos sensores que registran actividad, deporte y sueño. Se pone en hora solo, se comunica automáticamente con el smartphone y, como los relojes de toda la vida, no hay que recargarlo. A este se le cambia la pila cada 8 meses. Esta nueva propuesta de smartwatch, basada en la sencillez y elegancia, convenció a la crítica tecnológica en el CES 2015 y sale a la venta a finales de enero a precios asequibles.

BBVA-OpenMind-tendencias-tecnologia-2015-smartwatch
Dos ideas de ‘wearable’ totalmente diferentes para medir la actividad física (Withings y Fitbit)

Un reloj para controlarlos a todos

La otra visión del smartwatch es mucho más ambiciosa: un dispositivo que además sea navegador GPS, reproductor MP3, agenda e incluya numerosas apps para comunicarse con el smartphone y con todo tipo de sensores presentes en la casa o en las tiendas. Hasta ahora esta propuesta ha fracasado porque sus inconvenientes (un aparato más que llevar encima y recargar cada día, y además no muy cómodo, ni barato ni atractivo) se han impuesto a sus beneficios: ¿Recibir en la muñeca las notificaciones de correo y de WhatsApp es algo realmente útil?

En esa línea de “smartwatch total” está trabajando Apple y eso puede cambiarlo todo. Toda la industria tecnológica cruza los dedos ante el lanzamiento en primavera del Apple Watch. Hasta los rivales desean su éxito, porque eso significará que el gigante de la manzana habrá vuelto a abrir un nuevo mercado que al final se repartirán entre todos, como sucedió con el iPad (2010) y con el iPhone (2007), que introdujeron las tabletas y los teléfonos inteligentes al gran público. A su favor, Apple cuenta con mucha experiencia en concebir productos revolucionarios, combinando un diseño atractivo, una sencilla interfaz de uso y una capacidad de conectar emocionalmente con el consumidor.

BBVA-OpenMind-tendencias-tecnologia-2015-applewatch
El smartwatch total: personalizable por fuera y con múltiples funciones. (Apple)

Pero esa fórmula no es una garantía de éxito eterno. Un fracaso de Apple afectaría a toda la industria tecnológica y el smartwatch podría seguir un camino parecido al de las Google Glasses, que no han pasado de ser una excentricidad con aplicaciones profesionales interesantes. La clave, como siempre, está en que surja una killer app del reloj inteligente: una aplicación que lo convierta en un dispositivo realmente útil y atractivo para millones de personas. En el caso del smartphone y del tablet surgieron múltiples killer apps, que nadie imaginaba en el día de su estreno y que los convirtieron en dispositivos revolucionarios para comunicarse, trabajar, jugar o explotar la propia vena artística.

¿Y qué piden los usuarios?

Las firmas tecnológicas se esfuerzan por encontrar nuevos mercados que satisfagan nuevas necesidades. Pero si los usuarios tienen una demanda por encima de todas, no es llevar nuevos gadgets encima (ahora que el teléfono había conseguido sustituir al reproductor MP3, la cámara de fotos y el navegador GPS, entre otros). Lo que haría más felices a los tecnoadictos es que la batería de su móvil durara mucho más, que no tuvieran que recargarla cada día o incluso en mitad de la jornada.

BBVA-OpenMind-tendencias-tecnologia-2015-recarga-rapida
Las baterías externas son un parche para un problema tecnológico aún sin solucionar (iBattz)

Laboratorios de todo el mundo investigan nuevas tecnologías que aumenten la densidad de carga de las baterías recargables. Pero ni los más optimistas esperan tener en 2015 baterías que multipliquen la capacidad de las actuales. Así que los fabricantes trabajan en otra solución: vender teléfonos con un sistema de recarga ultrarrápida. Y mientras tanto, se abre hueco para la picaresca. En el CES 2015 se lanzó una batería externa que prometía recargar un iPhone 6 en tan solo 15 minutos. La noticia corrió como la pólvora, de blog en blog, hasta que alguien se molestó en comprobarla. Una innovación así es imposible sin cambiar la batería y los circuitos del teléfono; la realidad es que lo que se carga en 15 minutos es la batería externa. Lo cual no está nada mal. Permite seguir usando el móvil durante horas si se encuentra un enchufe libre para recargar la batería externa durante unos minutos.

BBVA-OpenMind-tendencias-tecnologia-2015-recarga-inalambrica
La resonancia magnética permite recargar dispositivos a distancia (WiTricity)

Una solución diferente es la recarga inalámbrica. Varios fabricantes han presentado nuevos sistemas que por fin hacen práctica la recarga sin cables, usando radiofrecuencias o resonancia magnética. En ambos casos, pueden recargarse a distancia múltiples aparatos al mismo tiempo desde un dispositivo central, cosa que no sucedía con los anteriores sistemas de recarga inalámbrica por inducción.

Esto eliminaría por fin la dependencia del enchufe. Frente a los cantos de sirena tecnológicos que anuncian el año de los wearables, las impresoras 3D, la domótica y los drones, para el usuario de a pie las grandes novedades del inicio de 2015 son dos soluciones (recarga ultrarrápida y recarga inalámbrica) a su mayor drama tecnológico, que la batería del móvil se agote en mitad del día.

Ventana al Conocimiento

Publicaciones relacionadas

Comentarios sobre esta publicación

Escribe un comentario aquí…* (Máximo de 500 palabras)
El comentario no puede estar vacío
*Tu comentario será revisado antes de ser publicado
La comprobación captcha debe estar aprobada