Elaborado por Materia para OpenMind Recomendado por Materia
3
Inicio La percepción del riesgo y el relativismo lingüístico
01 septiembre 2014

La percepción del riesgo y el relativismo lingüístico

Tiempo estimado de lectura Tiempo 3 de lectura

Cómo percibimos el riesgo, y por tanto, cómo lo valoramos, depende de numerosos factores, la mayoría subjetivos: herencia familiar, cultural, religiosa, política, etc.

En nuestro inabarcable pero incansable camino por rodear este árbol de la sabiduría, quiero poner de relieve un nuevo factor a tener en cuenta.

El relativismo lingüístico es una teoría en la que se entrelazan diferentes campos del saber, como la antropología, la psicología, la sociología, la neurología y la pedagogía. Esta teoría enuncia el siguiente postulado: cómo percibimos la realidad y cómo pensamos se ve influido por las estructuras del lenguaje, es decir, cómo verbalizamos los objetos y conceptos que manejamos mentalmente.

Edwar Sapir y Benjamin Lee Whorf elaboraron allá por los años cuarenta del pasado siglo. Se han realizado numerosos estudios empíricos en poblaciones de diferente habla, comparando cómo la diferente percepción de la realidad se puede ver influida por el idioma usado.

Especialmente interesantes son aquellos análisis sobre cómo varía la percepción de los colores en función del idioma nativo en el que se expresan los individuos. Partiendo del libro “Basic Color Terms, Their universality and evolution” de Brent Berlin y Paul Kay (podéis verlo aquí) han surgido conclusiones interesantes: Lenneberg y Roberts (1955) descubrieron que los indígenas Zuni, que usan la misma palabra para referirse a los colores amarillo y naranja, presentan serias dificultades para distinguir ambos colores.

Volviendo a nuestros mundos financieros y de riesgos, podemos aventurar algunas reflexiones:

  • Si no tenemos una palabra para definir un riesgo, es muy difícil que lo percibamos, aún más que lo valoremos correctamente, y extremadamente complicado que nos pongamos todos de acuerdo en cómo gestionarlo.
  • Imaginemos que tenemos una vaca en un verde prado. David Hume, padre del empirismo, hubiera afirmado que, si cerramos los ojos, no podremos asegurar con certeza que la vaca existe. Con la teoría del relativismo lingüístico en nuestra mano, podremos afirmar que, si no tenemos una palabra para identificar a la vaca, posiblemente ni la veamos, o la confundamos, por ejemplo, con el alegre granjero de generosas dimensiones.
  • Desde el punto de vista de la gestión del riesgo, el gran reto está en primer lugar en identificar las fuentes de nuestras pérdidas potenciales. Y podemos atribuir nuestros éxitos y fracasos a causas bien diferentes de las reales.
  • A nuestro favor contamos con un poderoso aliado: la tecnología. La tecnología nos conecta, nos acerca y nos permite compartir experiencias con personas de todo el mundo. Percibimos, por tanto, los miedos, aspiraciones, experiencias y ponderaciones que hacen diferentes personas de muy diverso origen, enriqueciéndonos notablemente. Esta mayor perspectiva nos puede ayudar a percibir mejor los riesgos que afrontamos.
  • Y esta comunicación que realizamos sobre la plataforma tecnológica, sucede, preferentemente, en inglés. Para bien o para mal, usamos la misma estructura de lenguaje. Homogeneizamos conocimientos, y si pensamos que, precisamente, este lenguaje único puede limitar la visión de la realidad, precisamente por relativismo lingüístico, pensemos que cada vez somos más quienes estamos interconectados, y quienes intentamos traducir a un idioma que no siempre es nuestra lengua materna, experiencias y percepciones propias, enriqueciendo al mismo tiempo ambos idiomas.

Si la tecnología nos acerca, y nos permite compartir experiencias, podemos avanzar hacia un modelo de gestión de riesgos comúnmente compartido, estandarizado, enriquecido por visiones periféricas, y mejorado e impulsado por eso que ahora estamos empezando a conocer y desarrollar, y que se llama Inteligencia Colectiva.

Pedro Agudo

Economista, BBVA, Madrid (España)

Publicaciones relacionadas

Comentarios sobre esta publicación

Escribe un comentario aquí…* (Máximo de 500 palabras)
El comentario no puede estar vacío
*Tu comentario será revisado antes de ser publicado
La comprobación captcha debe estar aprobada