Elaborado por Materia para OpenMind Recomendado por Materia
3
Inicio La ética en las organizaciones (ll): cambio, mejoramiento y fin organizacional
26 agosto 2013

La ética en las organizaciones (ll): cambio, mejoramiento y fin organizacional

Tiempo estimado de lectura Tiempo 3 de lectura

En el post anterior hemos hablado sobre la razón de la ética en los negocios, y concluido que el reto está en lograr que la gestión de una organización sea ética además de exitosa. Pero ¿cómo abordar este reto en las organizaciones?

El cambio y el mejoramiento organizacional

En el desarrollo de estas ideas se destaca el hecho que existe una tensión en la actividad del hombre de negocios o del administrador al gestionar una organización. Por un lado, el empresario tiene como objetivo maximizar las utilidades de la empresa, así como el administrador la productividad de su organización, ambos dentro de un marco ético/humanista. ¿Cómo conciliar ambos intereses tan disímbolos? Alguien ha dicho que es como tratar de mezclar el agua y el aceite, y que esto en realidad viene a ser un oxímoron o contradicción por sí misma.

Para lograr dicha conciliación, el líder deberá hacer un recorrido en su mente que se antoja difícil. Tiene que ir desde el utilitarismo que ha soportado ideológicamente al capitalismo en los últimos siglos, pasar por una ética comunicativa en la que se acepta al otro como persona en una situación ideal de diálogo y, finalmente, llegar a poseer una visión antropológica en la que tenga a las personas siempre como un fin y nunca como un medio. De esta manera buscará llegar a una ética de la justicia, en la que se dé a cada quien lo que le corresponde.

Cuando se pregunta a un filósofo, que esté de acuerdo con lo antes dicho, qué o cómo hacer para que se dé la ética en una organización, dirá que se recurra a los estudiosos de las organizaciones para que ellos sean los que aporten con sus métodos de trabajo la solución apropiada.

Así pues, en estas letras se pretende aportar algunas ideas prácticas y concretas a seguir, con el fin que se dé el arranque en el cambio en las organizaciones, yendo de una situación no ética, a otra en la que ésta sea la que predomine.

El fin último de las organizaciones

Se ha dicho que todo hombre se propone, como fin último, la obtención de un bien (teleología [1]), y no uno cualquiera, sino siempre el mejor: ‘la felicidad’. La teleología estudia las causas finales o el último sentido de las cosas. La teleología de la empresa tiene que ver con el último sentido o razón de ser de las empresas como organizaciones de negocios. Las personas tienen como última razón de ser el conseguir la felicidad, esa constituye una teleología eudemonista [2], pero a las empresas no se les puede atribuir la condición de ser felices, solo a las personas. Las empresas tendrán como razón de ser el perdurar en el tiempo, ya que para esto fueron establecidas.

En cuanto a la misión empresarial en general, hay que enfatizar que la maximización de las utilidades en las empresas de negocios debe ser una prioridad secundaria, no la básica, ya que la primera será asegurar su sobrevivencia, como apunta Gellerman en Why “Good” Managers Make Bad Etchical Choices a lo que hay que agregar, buscando una permanencia activa de la organización, tal y como se explica en el próximo post con el modelo del utilitarismo humanista.

Fernando Menéndez González

Investigador y catedrático, Instituto Politécnico Nacional (México)


[1] telos = telos en griego = fin.

[2] Eudemonismo: “Quiere decir buen hado, fortuna o destino. Aristóteles solía decir que una buena conducta nos conduce al logro del bien supremo que es la felicidad”. Prado Galán en Ética, profesión y medios. La apuesta por la libertad en el éxtasis de la comunicación.

Publicaciones relacionadas

Comentarios sobre esta publicación

Escribe un comentario aquí…* (Máximo de 500 palabras)
El comentario no puede estar vacío
*Tu comentario será revisado antes de ser publicado
La comprobación captcha debe estar aprobada