Jenner y el descubrimiento de la vacuna

Momentos estelares de la ciencia

En 1796 el médico inglés Edward Jenner realizó la primera vacunación de la historia. El suyo es un ejemplo de constancia y método científico, pero también de una audacia que hizo que hace 120 años le tomaran por loco y que hoy le habría llevado a prisión. Sin embargo, la idea de la vacunación no surgió de un ‘momento Eureka’ de Jenner: en su época ya se practicaba la variolización, o inoculación de costras o pus de la viruela en personas sanas para protegerlas de lo que entonces era una terrible plaga.

En ocasiones la variolización funcionaba, pero en otros casos los resultados eran fatales. Varios médicos antes que Jenner habían notado que los ganaderos y lecheras contraían una versión benigna, la viruela vacuna, permaneciendo inmunes a la enfermedad humana, e incluso habían ensayado inoculaciones con este material. Edward Jenner ató ambos cabos y realizó el primer estudio extenso sobre la materia, para el que eligió como primer paciente a un niño de ocho años, James Phipps, hijo de su jardinero.

Revive aquí la historia que llevó de aquel primer ensayo (hoy inaceptable) a la intensiva campaña mundial de vacunación, que culminó en 1979 con la erradicación de la viruela, la enfermedad infecciosa más mortal de la historia.

Un vídeo de Scienseed para Ventana al conocimiento

@ScienSeed