Elaborado por Materia para OpenMind Recomendado por Materia
6
Inicio Informes integrados para un mundo global
25 noviembre 2011

Informes integrados para un mundo global

Tiempo estimado de lectura Tiempo 6 de lectura

En los últimos años las empresas se han visto abocadas a ser cada vez más transparentes. Sin embargo, la transparencia, traducida simplemente en la publicación de múltiples datos e informes que en ocasiones se solapan y que contienen datos inconexos, no está dando los resultados deseados. Los mercados y los stakeholders necesitan disponer de una visión integrada del comportamiento de las organizaciones.

En la actualidad las empresas ofrecen mucha información, pero ésta se encuentra dispersa y en ocasiones es poco relevante “con lo que no se alcanza a conocer el valor de la empresa”, reconoce José Luis Lizcano director gerente de la Asociación Española de Contabilidad y Administración de Empresas (AECA).

Ese es un razonamiento que coincide con el de muchos otros expertos nacionales e internacionales que, desde hace tiempo, se han mostrado partidarios de racionalizar y condensar los datos que ofrecen las empresas para que éstos se conviertan en información  verdaderamente útil.

En un mercado global los inversores requieren, cada vez con más insistencia, una información también global de la empresa en la que se pueda evaluar no sólo el rendimiento pasado del negocio sino también una visión prospectiva de éste.

Así, la insatisfacción de muchos usuarios de información corporativa se ha plasmado en la creación de un grupo internacional  integrado por compañías líderes, inversores, auditores y contables, reguladores, académicos y representantes de la sociedad civil. Se trata del International Integrated Reporting Commitee(IIRC), que el pasado 12 de septiembre emitió un documento que se encuentra sometido a consulta pública y en el que aboga por la necesidad de adoptar un marco de reporte de información global para un mundo globalizado. Sus autores proponen atajar el problema del exceso de datos inconexos que emiten las empresas, algunos con carácter obligatorio como las cuentas anuales o los informes de buen gobierno en el caso de las empresas cotizadas y otros, como los informes de responsabilidad corporativa o sostenibilidad, de forma voluntaria. Toda esa información, disgregada, redunda en una falta de concisión y de visión conjunta del negocio. El problema reside en que no se suele tener en cuenta la interdependencia que existe en todos los ámbitos de una empresa, desde el laboral al financiero pasando por el medioambiental o el regulatorio.

Integración de la información financiera y no financiera

Detectado el problema, los integrantes del IIRC han presentado un documento inicial sobre reporte integrado que, tras recoger los comentarios recibidos por parte de las partes interesadas, dará paso a una propuesta para convertirse en un estándar internacional que permita la comparación de datos de una manera más sencilla. Se trata, en suma, de disponer de un marco de referencia para la integración de la información financiera y no financiera.

Concisión, claridad, consistencia, comparabilidad y verificación son algunos de los pilares sobre los que se construye el nuevo modelo de reporte integrado que propone IIRC, que no olvida la necesidad de que ofrezca una orientación al futuro y no sólo se refiera al desarrollo del negocio en el pasado, como suele ser habitual en los informes convencionales.

José Luis Lizcano resume así las principales características del informe integrado propuesto por IIRC: “Debe estar basado en unos principios, tener unos contenidos básicos y ser conciso. Es decir, que recoja la información relevante y estratégica, que sirva para conocer cómo una empresa genera valor. Y luego debe poder ser comparable”.  El director gerente de AECA también señala que la propuesta reclama que la información esté conectada, de forma que no proceda de compartimentos estancos de la empresa y, sobre todo, que sea relevante para los grupos de interés.

En cuanto a su contenido, el informe debe ofrecer información relativa al modelo de negocio, al contexto en el que opera la empresa y explicar cuáles son los riesgos y las oportunidades. Además, deberá hacer referencia a los objetivos y a las estrategias que se pondrán en marcha para alcanzar las metas propuestas.

Enfoque prospectivo

También deberá incluir información relativa al modelo de gobierno de la sociedad y sobre la remuneración de su equipo directivo y consejeros. El desarrollo del negocio y el enfoque prospectivo serán asimismo elementos que deberán incluirse en el nuevo reporte integrado. La directora del IIRC Jessica Fries explica los beneficios de su propuesta: “El reporte integrado ofrece a las compañías una fórmula para demostrar su estrategia a largo plazo. Puede ayudar a las empresas, a los inversores y a otras partes interesadas a tomar decisiones sólidas que redundarán en un valor económico social y sostenible en el largo plazo”. Pero para lograr los anteriores objetivos no basta con añadir más información a la que ya proporcionan las empresas al mercado. Se trata de ofrecerla de manera clara y conectada. Los excesos de datos  pueden esconder información relevante.

“De todos modos, el nuevo sistema de reporte integrado no sustituye a los informes financieros de buen gobierno y de responsabilidad social corporativa que emiten las empresas. Lo que hace es integrar la información inconexa que aparece en cada uno de ellos con el objetivo de que proporcionen una imagen fiel de la gestión y del funcionamiento de la empresa y no sólo respecto al pasado sino con un carácter prospectivo y estratégico”, aclara José Luis Lizcano.

En España, y a pesar de que el documento del IIRC que tiene la aspiración de ser un estándar generalmente aceptado aún no es una realidad en firme, algunas empresas y organizaciones pioneras ya han comenzado a dar sus primeros pasos por la senda del reporte integrado. BBVA es una de esas entidades. El pasado mes de abril la entidad presentó su informe financiero 2010 que integraba por primera vez información sobre responsabilidad corporativa.  Ya en ese momento el banco expresó su deseo de anticiparse a “las tendencias más innovadoras en reporting a nivel mundial promovidas por el International Integrated Reporting Committee”.

AECA también ha presentado este año un documento que integra las dimensiones financieras, social, ambiental y de gobierno corporativo de esta organización. Y la tendencia es creciente. José Luis Lizcano afirma que ya hay una docena larga de compañías españolas que declaran haber hecho un informe integrado. Son la avanzadilla de lo de que dentro de muy poco tiempo será una realidad. En el ámbito internacional, empresas como Novo Nordisk, Aviva, Rabobank, Westpac, Coca-Cola, o Nestlé, también han avanzado información integrada sobre sus comportamientos financieros y de sostenibilidad.

El documento de IIRC, que estará sometido a los comentarios de todos aquellos que quieran realizar su aportación hasta el 14 de diciembre, está llamado a convertirse en un nuevo estándar de información en el nuevo mundo de los negocios.

 

Responsabilidad Corporativa BBVA


¿Qué es Responsabilidad Corporativa BBVA?

En BBVA se trabaja por un futuro mejor para las personas. La aproximación a la sostenibilidad se basa en generar propuestas de valor para las personas mediante la prestación de servicios financieros. Orientar este conocimiento a los retos de la sostenibilidad permite definir estrategias con las que ser capaces de generar impactos relevantes sobre problemas reales. “Banca para todos” es la contribución de BBVA a la sostenibilidad, y bajo esta denominación se integran todas las actividades que definen el modo de abordar la responsabilidad corporativa en BBVA.

Es Inclusión financiera

El desarrollo económico y social es uno de estos problemas reales y aquí reside el primer eje de la estrategia de BBVA: favorecer el acceso al crédito de aquellas personas que por barreras sociales, físicas o geográficas no disponen de él. El mejor ejemplo de esta estrategia de inclusión financiera lo constituye la apuesta por las microfinanzas, a través de la Fundación Microfinanzas BBVA, que atiende a más de un millón de personas en América Latina a través de sus entidades microfinancieras.

Es Educación financiera

La salud del sistema financiero en todas sus dimensiones es otro de los temas que se abordan desde RSC BBVA. Posiblemente una de las dimensiones más importantes de este asunto es el modo en el los ciudadanos hacen uso de los servicios financieros. Comprender y poder establecer juicios bien fundados sobre los productos y servicios financieros es un factor crucial en el desarrollo de un sistema más transparente y saludable. Aquí se ubica en segundo eje de la estrategia: formar convenientemente a actuales y futuros usuarios de los servicios financieros para que sean conscientes de las opciones, los riesgos y las oportunidades

Es simplicidad y responsabilidad en nuestra actividad cotidiana

En BBVA la sostenibilidad trata no solo de cómo se gasta el dinero sino, sobre todo, de cómo se gana. Esta perspectiva obliga a situar como pilar central de toda la estrategia, un comportamiento responsable en todas las fases de la cadena de valor de la actividad financiera y hacia cada uno de los grupos de interés implicados, desde el diseño de un producto, su publicidad y comercialización, hasta la gestión de sus riesgos.

www.bancaparatodos.com 

Publicaciones relacionadas

Comentarios sobre esta publicación

Escribe un comentario aquí…* (Máximo de 500 palabras)
El comentario no puede estar vacío
*Tu comentario será revisado antes de ser publicado
La comprobación captcha debe estar aprobada