Elaborado por Materia para OpenMind Recomendado por Materia
4
Inicio El juego de mesa más viejo (y el más nuevo) del mundo
21 diciembre 2018

El juego de mesa más viejo (y el más nuevo) del mundo

Tiempo estimado de lectura Tiempo 4 de lectura

El reciente descubrimiento en Azerbaiyán de un tablero de hace 4.000 años del juego conocido como 58 agujeros o Perros y chacales —y que hasta ahora se creía que en esa época solo se conocía en Egipto, Mesopotamia y otras regiones de oriente Próximo— viene a confirmar que los juegos de mesa son atemporales. Y que ya en la Edad de Bronce había intercambio cultural entre civilizaciones y poblaciones muy distantes. En palabras del arqueólogo responsable del hallazgo: “Los antiguos juegos se transmitían entre distintas civilizaciones y culturas y actuaban como lubricante social”.

Siguiendo esa idea, presentamos un nuevo pasatiempo, recién llegado de Oriente. El masyu es un ejemplo de pasatiempo lógico de reciente creación y que, procedente de Japón —a rebufo de otros pasatiempos similares como el Sudoku—, también comienza a traspasar fronteras y a ser conocido y jugado en todo el mundo. Además, y como salta a la vista, también está plagado de “agujeros”, aunque no necesariamente 58.

Cómo se juega

El objetivo del juego es trazar una línea continua cerrada que pase por todos los agujeros o círculos presentes en el tablero sin cortarse ni cruzarse en ningún punto. Los círculos blancos deben atravesarse en línea recta pero el recorrido debe girar 90º en la celda anterior y/o la posterior. En los círculos negros, la línea siempre debe trazar un ángulo recto, pero el circuito debe atravesar la celda anterior y la posterior en línea recta. Ejemplo:

Pasatiempo 1:

Pasatiempo 2:

El primer juego de mesa que traspasó fronteras

Una vez presentado nuestro doble reto de este mes, recordamos la historia del primer juego de mesa que traspasó múltiples fronteras. El 58 agujeros original, dadas las numerosas evidencias arqueológicas halladas, debía ser muy popular en todo el Oriente Próximo de hace 4000 años. Se han encontrado restos en Egipto, Palestina, Mesopotamia y Asiria. Y ahora también en el Cáucaso.

Tablero del juego 58 agujeros encontrado en Egipto. Crédito: Osama Shukir Muhammed Amin FRCP(Glasg)

En esencia, consiste en dos recorridos constituidos por agujeros que transcurren paralelos hasta el final del tablero. Suelen ser 58 agujeros en total. Además, en muchos tableros los recorridos giran y confluyen en el extremo superior del tablero. Y asimismo suele presentar “atajos” y “trampas”. Las reglas no están claras, pero se cree que era un juego para dos jugadores que se alternaban a la hora de tirar un dado con el objetivo de ser el primero en llevar sus cinco fichas de un extremo a otro. Y por eso se le considera un precursor o pariente de juegos modernos como el Backgammon.

Perros y chacales

El nombre alternativo de Perros y chacales proviene del tablero de juego más conocido y famoso de los encontrados hasta la fecha. Hallado en la tumba del faraón de la XII dinastía Reny-Seneb. Un exquisito tablero elaborado en ébano y marfil, dispuesto sobre un mueble o mesa de madera con patas de animal y recorrido por dos hileras de agujeros. Además incorpora un cajón con diez fichas a modo de pequeños palos o bastones —cinco de ellos con cabezas de perro y otros tantos con cabeza de chacal.

El tablero descubierto en Azerbaiyán. Crédito: Walter Crist/Gobustan National Park

El curioso descubrimiento del tablero de Azerbaiyán comenzó con una “rutinaria” búsqueda en internet de publicaciones sobre el juego 58 agujeros, a cargo del arqueólogo del American Museum of Natural History Walter Crist. Fue así como descubrió, en una revista azerbaiyana, una fotografía de lo que parecía un tablero de dicho juego grabado en la piedra de un refugio rocoso.

Tras desplazarse a la región para visitar al lugar, descubrió que éste había sido destruido para edificar. Por fortuna, un oficial local le comentó la existencia de otro refugio rocoso en el que existía un patrón de agujeros idénticos. Finalmente lo encontró y pudo estudiarlo, para confirmar que el popular juego había llegado a otras civilizaciones y que el intercambio cultural existe desde la prehistoria de la humanidad.

Solución:

Miguel Barral

@migbarral

Publicaciones relacionadas

Comentarios sobre esta publicación

Escribe un comentario aquí…* (Máximo de 500 palabras)
El comentario no puede estar vacío
*Tu comentario será revisado antes de ser publicado
La comprobación captcha debe estar aprobada