Elaborado por Materia para OpenMind Recomendado por Materia
4
Inicio ¿Cuál fue el primer día de Acción de Gracias?
25 noviembre 2014

¿Cuál fue el primer día de Acción de Gracias?

Historia | Humanidades | Sociología
Tiempo estimado de lectura Tiempo 4 de lectura

Aunque no solo en Estados Unidos se celebra la fiesta de Acción de Gracias, el cine ha contribuido a popularizar en todo el mundo la versión de aquel país: cena familiar alrededor de un pavo asado con salsa de arándanos el cuarto jueves de noviembre, un preludio de los preparativos navideños que arrancan al día siguiente con las compras del Black Friday. Los estadounidenses aprenden que el origen de su fiesta se remonta a los peregrinos de Plymouth, en el actual Massachusetts, que en 1621 celebraron el éxito de la cosecha un año después de fundar su colonia en el Nuevo Mundo. Sin embargo, el origen es más complejo, hundiendo sus raíces en tradiciones importadas del continente europeo.

Primera celebración de Acción de Gracias en 1621

Una de las personas que más saben en el mundo sobre la festividad de Acción de Gracias es Jeremy Dupertuis Bangs. Este historiador nacido en Oregón y afincado en Holanda dirige el Museo de los Peregrinos Americanos de Leiden, que conserva e investiga la memoria del paso por esta localidad de los puritanos exiliados de Gran Bretaña antes de su emigración a América. Los peregrinos, principalmente calvinistas, se impregnaron en Leiden de las celebraciones religiosas que en aquella ciudad conmemoraban anualmente la victoria contra el asedio de las tropas españolas el 3 de octubre de 1574, durante la Guerra de los Ochenta Años. “Los peregrinos pensaban que los reformistas holandeses hacían bien en apartarse de las fiestas católicas tradicionales reemplazándolas con eventos arraigados en la Biblia”, expone Bangs a OpenMind. “La conmemoración de Leiden duraba una semana o un poco más, e incluía sermones y oraciones religiosas, festines, ejercicios militares y un mercadillo”.

Para Bangs, el evento de 1621 fue una combinación de la herencia de Leiden y del espíritu férreamente bíblico de los peregrinos, sin raigambre en los festivales ingleses de la cosecha dominados por el anglicanismo que los colonos pretendían dejar atrás. “Lo que trataban de hacer era organizar sus vidas de acuerdo al ejemplo bíblico, y en el Deuteronomio hay instrucciones sobre cómo conducir un festival de la cosecha que ordenan incluir a los extraños (lo que justificaría la invitación a los indios)”, apunta.

Según el historiador, la forma moderna de la fiesta de Acción de Gracias surgió en el siglo XIX, cuando se redescubrió la fiesta de 1621 y se postuló como la primera de la historia. Sin embargo, no todos coinciden con esta apreciación. Otros expertos han propuesto celebraciones anteriores que, si bien no han dejado huella en el rito actual, suelen animar encendidos debates. Quizá el caso más conocido es el del historiador y profesor emérito de la Universidad de Florida Michael Gannon, que sitúa la primera fiesta de Acción de Gracias en Florida y a cargo de los españoles.

En 1564 una comunidad de hugonotes, calvinistas franceses, arribó a la costa de Florida cerca de la actual Jacksonville. Fueron los primeros colonos europeos en el territorio continental de EE. UU., pero su presencia no duró mucho; al año siguiente, el adelantado español Pedro Menéndez de Avilés fundó allí la ciudad de San Agustín y masacró el pequeño asentamiento francés, siguiendo las órdenes del rey Felipe II de eliminar la presencia de protestantes. San Agustín fue la primera ciudad permanente en los Estados Unidos continentales, y allí, arguye Gannon, se celebró la primera Acción de Gracias. La teoría provocó tanto revuelo que “en Nueva Inglaterra le apodaron el Grinch que robó Acción de Gracias”, señala a OpenMind la escritora Robyn Gioia, que ha extendido y divulgado los hallazgos de Gannon. Gioia explica cómo Gannon respondió al sentido del humor de sus compatriotas: “Riéndose entre dientes, dijo que en 1621, cuando los peregrinos estaban celebrando su primera Acción de Gracias, San Agustín ya necesitaba una renovación urbana”.

Con todo, Gioia reconoce que las ceremonias religiosas de Acción de Gracias eran frecuentes en la época, lo que dificulta encontrar una primera. ¿Qué hay de los hugonotes, o de las expediciones anteriores como la de Ponce de León? “En aquel tiempo, la Acción de Gracias de San Agustín habría sido una entre otras no tan distinguidas”, concede la escritora. Pero citando a Gannon, advierte que la diferencia en el caso de San Agustín es la palabra “permanente”. “Fue el primer acto religioso comunitario de Acción de Gracias en el primer asentamiento europeo permanente, como escribió Gannon en su libro The Cross in the Sand (1965)”. Gioia admite que aquella fiesta no originó la actual, como sí lo hizo la de Plymouth. “La historia la escriben los vencedores”, reflexiona, pero añade: “Algunos libros de historia actuales se refieren a la fiesta de los peregrinos como la primera Acción de Gracias inglesa, y a San Agustín como la ciudad más antigua de la nación que celebró una Acción de Gracias”.

Por Javier Yanes para Ventana al Conocimiento

@yanes68

Publicaciones relacionadas

Comentarios sobre esta publicación

Escribe un comentario aquí…* (Máximo de 500 palabras)
El comentario no puede estar vacío
*Tu comentario será revisado antes de ser publicado
La comprobación captcha debe estar aprobada