8 de marzo: OpenMind con las mujeres

El día internacional de la mujer: 8 de marzo

Hay quien se cuestiona por qué hay que celebrar el día de la mujer, y dedicar 24 horas al género femenino en todo el mundo. Las cifras, que nunca mienten, tienen la respuesta: según predijo el Foro Económico Mundial en 2015, la brecha de género no se superará del todo hasta 2.133. Esto es, quedan todavía 117 años en los que celebrar el día mundial de la mujer y fomentar la igualdad, la paridad, la visibilidad de las mujeres y su acceso a la educación, así como el respeto de sus derechos fundamentales en todos los rincones del planeta.

“Nuestra generación es la primera que tiene el potencial de poner fin a la pobreza. Pero además, esta generación puede transformar las relaciones entre los géneros, empoderar a las mujeres y las niñas y a la humanidad en su conjunto”.

Phumzile Milambo-Ngcuka, Secretaria General Adjunta y Directora Ejecutiva de ONU Mujeres.

ONU Mujeres es la organización de las Naciones Unidas dedicada a promover la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres. En uno de sus últimos informes, “El Progreso de las Mujeres en el Mundo 2015-2016: Transformar las economías para realizar los derechos”, sostiene que, aparentemente, en la actualidad hay más consenso que nunca para considerar la igualdad de género como algo imperativo. ¿Por qué ahora estamos más concienciad@s?

2015: un año de avances hacia la igualdad de género

Durante el año 2015 han sucedido varias cosas importantes en la lucha por la igualdad de género. La primera y más significativa, la adopción de La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible por parte de 193 países. Entre los objetivos: eliminar la pobreza para el año 2030. Además, en términos de género e igualdad, la agenda incluye un objetivo específico sobre el empoderamiento de mujeres y niñas, además de diferentes metas sensibles al género en otros 11 objetivos. ¿Conseguirá la ONU adelantarse 103 años a las predicciones del Foro Económico Mundial? ¡Ojalá le saque algo de ventaja!

En 2015, también se ha cumplido el 20º aniversario de la Plataforma de Acción de Beijing , “el plan más progresista que jamás haya existido para promover los derechos de la mujer”, según ONU Mujeres; se ha prohibido en Nigeria la mutilación femenina y el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas ha adoptado por unanimidad la resolución 2242, que reconoce el papel fundamental de las mujeres en favor la paz y la seguridad; Nepal ha elegido por primera vez una presidenta mujer, Bidhya Bhandari, y la campaña de concienciación sobre la violencia contra las mujeres, “Pinta el mundo de naranja”, ha llenado de color lugares emblemáticos de todo el mundo, desde las cataratas del Niágara, hasta la sirena de Copenhague o la ciudad jordana de Petra.

bbva-openmind-orange-egipto

El 10 de diciembre de 2014, una de las maravillas del mundo se iluminó de color naranja para conmemorar el fin de los 16 días de activismo contra la violencia hacia la mujer, parte de la campaña #orangeurhood. Imagen: UNWomen/Mohamed Ezz Aldin vía Flicker

Las cifras de la desigualdad y la vergüenza

Sin embargo, a pesar del progreso en el número y el calado de las iniciativas para promover la igualdad de género, mujeres y niñas en todo el mundo se enfrentan todavía a muchas dificultades en diferentes sociedades y culturas. Aquí, algunas cifras para ilustrar un escenario del que, la mayor parte del tiempo, no somos del todo conscientes desde los países más privilegiados (en cuestión de género y derechos de la mujer).

  • En 29 de 143 países, los maridos son los “cabezas de familia” designados por ley.
  • 781 millones de adultos y 126 millones de jóvenes en todo el mundo no tienen competencias básicas de alfabetización: más del 60% son mujeres.
  • En 26 de 143 países, las leyes de herencia reglamentarias establecen diferencias entre hombres y mujeres.
  • En todo el mundo, una de cada 3 mujeres ha sufrido violencia física o sexual, principalmente por parte de un compañero sentimental.
  • 133 millones de niñas y mujeres han sufrido mutilación femenina en los 29 países de África y Oriente Medio donde esta práctica es más habitual.
  • Las mujeres ocupan únicamente el 22% de los escaños parlamentarios de todo el mundo.
  • A escala mundial, tres de cada cuatro hombres en edad de trabajar (15 años o más) forman parte de la población activa, frente al 50% en el caso de las mujeres.
  • Como media y a nivel mundial, los salarios de las mujeres son un 24% inferiores a los de los hombres.
  • Si se combina el trabajo remunerado y el no remunerado, en casi todos los países del mundo las mujeres trabajan más horas al día que los hombres.
  • En más de 60 países se niega a las mujeres el derecho a adquirir, cambiar o conservar su nacionalidad.
  • En Sierra Leona, una mujer tiene 100 veces más probabilidades de morir en el parto que una mujer de Canadá.

El potencial de las mujeres y las mujeres en OpenMind

Las leyes son base y condición necesaria para exigir y conseguir la igualdad de género. Sin embargo, en la práctica, y en especial en el caso de las mujeres más pobres o en situación de marginación, hay barreras más allá de las leyes: como las normas sociales, tradiciones culturales o los estereotipos discriminatorios.

Por otro lado, es de sentido común que esté en el interés de todas las organizaciones y de cada país utilizar plenamente el talento de las mujeres. “Acelerar el avance de las mujeres en su lugar de trabajo y crear equipos en equilibrio de género produce mejores resultados y crea prosperidad”, según la consultora EY.

Las mujeres, por tanto, son un valor en alza en nuestra sociedad y en las que vendrán, y por eso, desde OpenMind también queremos reservarles un lugar especial, para contribuir en lo posible a potenciar su visibilidad y demostrar que, a pesar de lo abrumadoras que puedan ser las cifras, hay mujeres en muchos ámbitos de la cultura, la ciencia y la investigación, que con sus respectivos trabajos no solo favorecen el avance de la disciplina a la que están dedicadas, sino que favorecen la visibilidad de un género, el femenino, que hasta ahora ha sido mal llamado “débil” pero del que, en nuestra comunidad, recogemos varios ejemplos de fortaleza.

todas-autoras-om

Collage con la imagen de todas las autoras que forman parte de la comunidad OpenMind

Comunidad de autoras OpenMind

Las autoras de OpenMind han tratado en varios artículos diferentes perspectivas sobre temas de género: dentro de la diversidad (Celia de Anca), en el mundo de la empresa (Mollie Painter-Morland o Carol Adams) y en cuanto al cambio de poder en las relaciones de género (Alison Maitland). Pero no solo nuestras autoras hablan “de ellas”, también contamos en OpenMind con grandes nombres en campos tan dispares como la tecnología (Janet Abbate), las tendencias de consumo (Anne Lise Kjaer) o la educación (Jennifer M. Gidley). Además hay lugar para nuestras autoras en el mundo de la arquitectura (Melanie Fessel) y la sostenibilidad (Saskia Sassen); las tendencias de futuro (Beatriz Lara) o la economía (Clara Barrabés y Carola Moreno) y la innovación en las organizaciones (Alice Lam y Sally Wright). En el campo de la ética, contamos con nombres como Mary Warnock, Kristin Shrader-Frechette o Angelika Schnieke. Y más recientemente, con el último libro de la serie OpenMind, se han incorporado varias autoras que tratan diferentes perspectivas sobre política europea, como Vivien Ann Schmidt, Nieves Pérez-Solórzano o Julia Kristeva.

Y para terminar y reflexionar sobre todo lo dicho, sobre las mujeres, sus retos pendientes, sus muchos logros conseguidos, y las que han participado en los libros de OpenMind, una cita de Ban Ki-moon, Secretario General de las Naciones Unidas, al referirse a Malala Yousafzai, Ganadora del Premio Nobel de la Paz en 2014:

“En los actos llenos de odio de los extremistas ha quedado patente qué es lo que más les asusta: una niña con un libro.”

Dory Gascueña para OpenMind

@dorygascu