Elaborado por Materia para OpenMind Recomendado por Materia
4
Inicio 6 tendencias que cambiarán nuestra manera de comprar
19 septiembre 2018

6 tendencias que cambiarán nuestra manera de comprar

Futuro | Mundo digital | Tecnologías Exponenciales
Tiempo estimado de lectura Tiempo 4 de lectura

El objeto de la tecnología es sobrepasar los límites de la ciencia y hacernos la vida más fácil. Las empresas implantan tecnología novedosa y moderna para que la experiencia de cliente sea más fácil y agradable para todo el mundo. Hoy en día, hacer compras incluye la entrega de mucha información a cambio de una compra optimizada.

Para que las empresas puedan desarrollar una mentalidad centrada en el cliente, deben mejorar la experiencia de comprar e ir de compras. Al hacer que los clientes se sientan especiales o al adaptarse a sus ajetreados estilos de vida, las empresas pueden sacar ventaja a los competidores que no se centran en lo que desean los clientes. En la era de Internet, el boca a boca positivo puede llegar muy lejos. He aquí unas cuantas formas en que las tecnologías emergentes seguirán cambiando nuestra manera de comprar.

1. La publicidad está pasada de moda

Aunque las campañas de publicidad siempre son buenas para dar a conocer su negocio y sus productos a las masas, ya no son tan eficaces como solían ser. La gente puede investigar cualquier cosa con solo tocar un botón, incluidos los precios y el histórico del producto. Un comprador inteligente investigará antes de hacer cualquier compra para ahorrar dinero, de modo que es esencial que se asegure de que tiene cosas buenas para mostrar.

En la actualidad, el 81% de los compradores investigan en línea antes de hacer una compra. Según Nielsen, la confianza en los anuncios de televisión ha caído un 24%, en las revistas un 20% y en los periódicos un 25%. Los consumidores desconfían de hacer negocios sin asegurarse de que su empresa y su producto son serios, a pesar de lo que puedan decir los anuncios de pago.

2. Gratificación instantánea

Los consumidores saben lo que quieren, pero quieren tener su producto de inmediato. Las compras automatizas se están convirtiendo en otro cambio considerable, incluso más que las comprar por suscripción. Todo lo que la gente tiene que hacer es pulsar un botón o decirle a Alexa lo que quieren comprar. Pero a veces, incluso estos métodos no son suficientemente rápidos.

Los drones son el mejor aliado para el cliente que desea todo “de inmediato”. Algunas empresas empiezan a desarrollar su propio sistema de entrega por dron. / Imagen: pixabay

Poco a poco, la FAA va permitiendo reglamentos para que los drones hagan entregas, lo que reduce el tiempo de envío de semanas o días a tan solo unas horas. Independientemente de lo que acabe sucediendo, más o menos en la próxima década tendremos un nivel de servicio al cliente totalmente nuevo para hacer todo lo más rápido y sencillo posible.

3. Autoservicio

Muchas empresas grandes, como Wal-Mart, ofrecen opciones de autoservicio en que los clientes pueden obtener lo que quieran, pagar y marcharse sin interactuar con nadie. Naturalmente, así se reduce el tiempo que pasan esperando en la cola y el paso por caja es mucho más fácil.

Ahora, las empresas están pensando en añadir quioscos y pantallas interactivos para hacer el paso por caja aún más rápido. Algunas empresas ya admiten el paso por caja con aplicaciones en la tienda para evitar hacer cola alguna. La gente quiere atender por sí misma a sus necesidades, o al menos tener la opción de hacerlo. La tecnología de autoservicio es vital para los sectores en crecimiento.

4. Realidad virtual y aumentada

La realidad virtual (RV) puede “transportar” a la gente a nuevos lugares y mostrar productos que ni siquiera están cerca de ellos. Aunque es útil, la RV no es práctica para todos los negocios, en especial para los comercios minoristas. La realidad aumentada (RA) es mucho más práctica para casi todos los tipos de negocio.

Si un cliente quiere probar un maquillaje o probarse ropa, puede hacerlo usando fotos o un vídeo en directo de sí mismo con RA para ver cómo le va a quedar su posible compra. Mediante el uso de la RA, los clientes pueden verlo todo, desde cosméticos a diseño de interiores.

5. Chatbots

La Inteligencia artificial (IA) se está transformando en chatbots para que los consumidores obtengan información inmediatamente. Esperar para hablar con un representante puede tardar mucho, pero un bot que pueda resolver cada problema que tenga el cliente, cada vez es más popular.

Muchas personas siguen queriendo hablar con otra persona de su problema. Pero los chatbots están mejorando lo suficiente como parea hacerse cargo de los asuntos de los empleados y seguir manteniendo satisfecho al cliente. Un chatbot puede comunicarse verbalmente o a través de texto, de forma que puede adaptarse a las necesidades del cliente de cualquier manera.

6. Internet de las cosas

La utilización de datos es la manera en que las grandes empresas mantienen sus campañas publicitarias en forma. En vista de que los clientes se apartan cada vez más de los anuncios, las empresas tienen que hacer algo memorable y personal. Los datos permiten a las empresas promocionar productos específicos para las personas que los necesitan en el mejor momento posible.

Nuestra actividad en las redes sociales a través de distintos dispositivos crea un perfil de cliente para recibir anuncios personalizados. En un futuro en el que habrá muchos objetos distintos conectados a Internet ¿sería ese sistema aún más productivo? Image: pixabay

El Internet de las cosas o IdC es la fuente de datos principal. El IdC almacena datos procedentes de todos los dispositivos, sin importar que a primera vista los datos parezcan inútiles. Luego, una empresa que busque tomar la delantera puede organizar y utilizar los datos. Pero organizar los datos del IdC no es tarea fácil. Aunque los recursos de información de los datos son enormes, obtener y utilizar los beneficios puede ser complicado.

Hacer compras en el futuro

A medida que la tecnología y la sociedad cambien, también lo harán las empresas para mantenerse en el negocio. La gente quiere gratificación instantánea de una empresa que mantenga una buena reputación y unos ideales éticamente correctos. Los consumidores investigan los negocios con los que interactúan y esperan que las empresas hagan lo mismo. Aunque vivimos en un mundo instantáneo con un ritmo cada vez más rápido, las empresas tienen que emplear su creatividad para mantenerse.

 

Nathan Shykes

Publicaciones relacionadas

Comentarios sobre esta publicación

Escribe un comentario aquí…* (Máximo de 500 palabras)
El comentario no puede estar vacío
*Tu comentario será revisado antes de ser publicado
La comprobación captcha debe estar aprobada